Startups: A la búsqueda de modelos de negocios rentables

Startups: A la búsqueda de modelos de negocios rentables

¡Da igual si gana o no mientras pegue el pelotazo!

Steve Blank define startup como una organización temporal en busca de un modelo de negocio rentable, que puede repetirse y que es escalable.

Y la esencia del movimiento Lean Startup es ofrecer un método que permite crear startups con modelos de negocio recurrentes, rentables y escalables, minimizando su probabilidad de fracaso. Así habla Eric Ries.

Me importa especialmente el calificativo de “rentable“, y en él me quiero centrar.

Trabajo con emprendedores, adoptando unas veces el papel de profesor y otras como asesor de sus proyectos (lamadles “planes o modelos”) de negocio, y me sorprende la ignorancia y el desdén que manifiestan por asuntos económicos y financieros tales como ingresos, gastos, beneficios, cash flow, inversión, etc.

Conceptos tales como VAN, TIR, tasas de descuento, flujos operativos y estimaciones futuras de tesorería son aún más desconocidos para algunos emprendedores. Conceptos ajenos y engorrosos.

Desconozco cómo de importante es para Blank o Ries que la startup tenga beneficios (lo que es imprescindible para ser rentable) pero muchos alumnos se sorprenden al mostrarles que Spotify pierde en el último año $165 millones o nuestra más cercana Tuenti, pierde más de 16 millones de euros. Y otras muchas, muy conocidas, también perdieron dinero (ingresos inferiores a los gastos), como Twitter o Amazon.

¿Tienen buenos modelos de negocios? ¿Son éstas buenas startups? ¿Son buenas empresas?

Además, y por otra parte, me pregunto:

¿Se oculta esta información? ¿Por qué? ¿No habría que informar a los emprendedores? ¿No es nuestra responsabilidad advertir del riesgo al que se enfrentan?

El riesgo no es malo: lo malo es ignorar que estás en riesgo.

Probablemente, haya quien sólo se fije en que Spotify tiene 60 millones de usuarios activos y que la valoran en 8.000 millones de dólares. O que Teléfonica compró Tuenti por 70 MM de euros. Y simplemente sueñan con ser el próximo Zaryn Dentzel

Mi preocupación es por aquellas startup, por aquellos promotores y por los mentores (no tod@s, claro) que sólo se dedican a envolver bien el “paquetito” para una futura venta. Les da igual si venden, si cobran, y cuánto gastan (quemar es un buen término). Total, lo van a vender …

¿Es responsable asociar el triunfo de una startup a su venta (exit)? ¿No importa si gana o no gana? ¿Y si nunca llega esa gran oferta?

Quién tiene más importancia, ¿el inversor o al cliente?

Y, finalmente, mi agradecimiento para quienes ayudan a buscan startups con negocios rentables, no vía plusvalía sino beneficios recurrentes, crecientes, ordinarios y líquidos.

¡¡Póngamos las bases para crear un modelo de emprendimiento responsable!!

Luis Sendino
Soy profesor de finanzas, marketing y estrategia para startups, emprendedores y directivos. Pongo la realidad por encima de la teoría y, sobre todo, el sentido común. Siempre evolucionando y abriendo nuevos proyectos.