“Transferir conocimientos”, clave para emprender e innovar, según la Revista ICE

José Bayón, consejero delegado de Enisa (centro), junto a algunos de los autores del último número de la Revista ICE, presentada este miércoles en Madrid. | FOTOS: Alberto Orellana

“Este número no sólo es oportuno, sino muy necesario”. En una economía donde lo único permanente “es el cambio continuo”, la innovación y el emprendimiento son dos elementos “clave” para “aprovechar las oportunidades del entorno”. Bajo esta premisa comenzó Xiana Margarida Méndez la presentación del último número de la Revista ICE (Información Comercial Española) de la Secretaría de Estado de Comercio. Su titular abría este miércoles el acto en la sede del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, en Madrid.

La Revista ICE, elaborada en colaboración con Enisa (Empresa Nacional de Innovación S.A.), “facilita el contacto entre la Administración pública y los expertos del mundo académico”, según describió la secretaria. Titulado ‘Innovación y emprendimiento: un binomio para el crecimiento de la economía española‘, el último monográfico “profundiza en los logros y fortalezas, retos y áreas con potencial de mejora del ecosistema innovador español”, afirmó Méndez.

Junto a la secretaria acudieron a la presentación el secretario general de Industria y de la PYME, Raül Blanco, y el consejero delegado de Enisa, José Bayón. Con este último conversaron algunos de los autores de la revista para dirimir temas como las palancas para “impulsar el emprendimiento de valor”. Para Totti Könnölä, la clave está en el conocimiento. Cómo “aprovechamos y transferimos” ese conocimiento con el “tejido empresarial”, defendió el cofundador del Insight Foresight Institute (IFI).

Luisa Alemany pensaba que países como Reino Unido “transferían mejor” su conocimiento. Pero no, el problema “es general”, comentó la consultora senior de Management Solutions. En su opinión, hay “barreras” de la administración que, más allá de la educación, la cultura o la financiación, “limitan el incentivo” emprendedor. Alemany apostó por regular la estrategia anglosajona de las ‘Stock Options‘. Se trata de la opción para los empleados de adquirir futuras acciones de la compañía a bajo coste, de modo que puedan venderlas a precios más altos cuando la empresa haya crecido.

En España “no ha funcionado”, como dijo Alemany, pues Hacienda no tardó en “obligar a pagar por adelantado una potencial ganancia”. Esto “no tiene sentido”, alegó la consultora. Y menos con empleados cuyo negocio en su mayoría “fracasa”, y cuando además “ni tienen un buen sueldo”, comentó. La consultora animó a regularlas para evitar las llamadas Stock Options ‘fantasma’, que operan ocultas al regulador y que “todos sabemos que existen”.

Por su parte, Ana Fernández-Laviada, de la Universidad de Cantabria, apostó por el intraemprendimiento como motor de la innovación. La también directora del proyecto Red de GEM España (Monitor Global del Emprendimiento, por sus siglas en inglés) señaló que, según últimos estudios, es algo que “cuesta más en la PYME”. Y son “el 99%” de las empresas españolas, recalcó. Hay que conseguir que se intraemprenda también en las pymes, y para ello hay que mejorar la cultura innovadora en el empleado, planteó.

Algo que se puede conseguir, bien con ‘stock options’, bien con programas internos, según explicó. Lo importante es entender dos cosas: Por un lado, que el empleado que está ‘a pie de máquina’ es el que “sabe cómo se puede mejorar” en los procesos. Y segundo, recordar  que “muchas veces se necesitan pequeñas zanahorias para provocar cambios”, argumentó, en lugar de “esperar” a que el Gobierno haga algo.