El rompedor modelo de ‘cocina fantasma’ desembarca en España

En uno de los momentos de mayor auge del food delivery nace Kraving Kitchens, revolucionando el mundo de las ‘dark kitchens’ o también llamadas ‘cocinas invisibles’, un modelo que se asienta en España, en concreto en Barcelona. Sin mesas ni sillas, sin camareros, casi sin necesidad de disponer de un local, en Reino Unido y Singapur las igualmente bautizadas como ‘cocinas fantasmas’ le están dando una vuelta al modelo restaurador.

Es comida a domicilio, y Kraving se propone hacer de su modelo de negocio el más sostenible posible. Por ahora, disponen de una cocina en la Ciudad Condal en la que aloja dos conceptos diferentes de restaurante virtual: Kraving Viet, especializada en street food vietnamita y Kraving Med, enfocada en cocina de estilo mediterráneo.

Kraving surge en un momento en el que los pedidos de comida a domicilio han generado una facturación de 1.000 millones de euros en 2017, llegando a vender un 8,8% más que en 2016. Además, según NPD, los pedidos hechos para envío a domicilio en 2017 supusieron un 4% del total de las ventas de la restauración comercial, según detalla en una nota de prensa.

Su fundadora, Mar Cónsul, vivió varios años en Asia validando varios modelos de negocio, hasta que en 2010, accedió al mundo de la restauración. Desde entonces, y tras crear varias empresas, ha fundado Kraving Kitchens.

“Siempre quise meterme en la restauración pero me fallaba la variable de la sala. Finalmente, fundé Kraving Kitchens que permite una escalabilidad mucho mayor y puedo focalizarme en la cocina que es lo que yo conocía y me apasionaba”, señala. Están diseñados para el mundo online, estandarizando y automatizando procesos de forma interna, lo que permite optimizar precios y genera flexibilidad, velocidad, sostenibilidad y escalabilidad.

Kraving Kitchens es una startup de “food-delivery” especializada en ofrecer bajo demanda fast casual y streetfood de diferentes lugares del mundo, con marcas independientes. Todo se prepara en una misma cocina, con ingredientes frescos para repartir donde el cliente solicite. Uno de sus valores diferenciales es la posibilidad de ofrecer al cliente que recoja su comida vía take away, si lo prefiere. Por ahora, han lanzado dos marcas diferentes Kraving Viet y Kraving Med y ya están preparando nuevos lanzamientos, desde la misma cocina, siempre respetando los valores de sostenibilidad, calidad y transparencia, aseguran.

Luis Miguel Belda
Director de Comunicación en la Universidad a Distancia de Madrid (UDIMA) y Redactor jefe en TodoStartups