Guía para describir tu negocio de forma asertiva y creativa

Guía para describir tu negocio de forma asertiva y creativa

Normalmente en la etapa inicial de un negocio, los emprendedores pasan un tiempo considerable respondiendo preguntas que inician con un qué, cómo, dónde, por qué, etc. Usualmente se concentran en la difícil tarea de llenar huecos en su idea de negocios hasta que logran entender a detalle su concepto. Una vez que la idea toma forma, el siguiente paso es darla a conocer para formar el mensaje inicial que ayude a promoverla o venderla. Formar una descripción clara, concreta, vendible y creativa de una idea de negocio, es un factor esencial en el éxito de un negocio que inicia. El reto usualmente está en lograr construir un mensaje claro y creativo cuando se entiende muy bien el negocio desde distintas dimensiones y a detalle.

Para elaborar un mensaje con creatividad, la técnica más aplicada es el uso de preguntas que enfocan el pensamiento en distintas partes de la idea. La generación de una lista con distintas respuestas sobre la misma pregunta y después la selección de la mejor respuesta, permite desarrollar un mensaje asertivo y creativo para vender la idea de negocio.

Esta es una guía para construir tu mensaje de forma creativa, considerando varias dimensiones de tu idea de negocio y con un método creativo:

1. Reconoce los problemas que le solucionas a tus clientes con tu idea de negocio.

Genera una lista de los problemas que resuelves a tu clientes. Para generar tu lista puedes preguntar directamente a tus clientes potenciales, buscar en internet o en otros recursos externos, las distintas formas en las que se expresa el problema. Normalmente los problemas se describen con ciertas palabras y se forman otras versiones con significados similares, identifica como los expresan comúnmente tus clientes potenciales y enlista todas las opciones que encuentres. Identifica al menos 10 posibles formas de describir el problema. Una vez que formes tu lista, selecciona una opción de las 10 que usen frecuentemente tus clientes potencial y que sea al problema que más resuelves con tu idea de negocio.

2. Describe tu propuesta de valor de forma completa.

Tu propuesta de valor son los elementos que hacen a tu idea de negocio distinta a tu competencia. Es aquello que hará que el cliente se decida por tu producto o servicio entre las opciones similares que existen en el mercado. Para describirlo de forma adecuada, genera una lista de diferentes palabras que te ayuden a complementarlo. Forma una lista con distintos adjetivos que describan tu propuesta de valor como: rápido, constante, innovador, etc. Genera otra lista con los valores relacionados a tu idea como: compromiso, dedicación, confianza, etc. Por último selecciona el adjetivo y valor que pueden generar mayor empatía con el cliente o que produzca mayor impacto. Estas dos elementos agrégalos a la descripción de tu propuesta de valor para enriquecer la forma en que lo comunicas. Recuerda que siempre puedes usar las otras opciones para distintos propósitos.

3. Describe como solucionas el problema al cliente.

Normalmente los negocios están compuestos de procesos que en conjunto ofrecen una solución al cliente. Para explicar este proceso de forma creativa y clara. Comienza reconociendo cada parte del proceso y los elementos que lo componen, por ejemplo: tienda en línea, uso de una aplicación, aplicación de la solución en el lugar del cliente, personalización del producto, consultoría en línea, etc. Una vez que reconoces el proceso de tu solución de forma general, identifica lo elementos o detalles que la componen. Por ejemplo: los detalles de una tienda de zapatos en línea serían: selección rápida por categoría de tamaño, color y precio, ofertas en línea cada semana, entrega en menos de dos días, etc.

Una vez que encuentres estos detalles, genera una lista para visualizarlos e identifica los más esenciales o los que generen un distintivo en tu negocio. Elabora un párrafo que describa tu solución combinando estos elementos del proceso y sus detalles.

4. Explica que oportunidades le ofreces al cliente con tu negocio.

Reconoce distintas oportunidades o beneficios que le ofreces a tu cliente con tu servicio o producto. Enunciados como: ahorro de tiempo y dinero, genera un proceso de compra rápido, hacer crecer su negocio, etc. se leen comúnmente en las descripciones de muchos negocios. Para generar una descripción más creativa, primer analiza beneficios extras que ofreces, genera varias opciones al describirlo. Una vez que generes la lista de beneficios y oportunidades, selecciona dos que más creas pueden ser de gran valor a tus clientes.

No te preocupes por tener un mensaje a la perfección en un inicio, lo que importa es comiences con un mensaje tu creas puede generar empatía y curiosidad a tu cliente. Para reconocer si tu mensaje es el adecuado, compártelo con algún cliente potencial y otras personas que pueden estar interesadas, y utiliza su retroalimentación para mejorarlo. La iteración de mejorarlo con la retroalimentación de otros, te ayudará construir un mensaje asertivo y que comunique claramente tu idea de negocio.