El Blockchain traerá la “capa superior” del próximo ‘Internet del Valor’

BDTA18 Blockchain
Jorge Lesmes durante su exposición sobre Blockchain ‘The Advent of Internet of Value’ en el Big Data To Action 2018, este miércoles en Madrid. | FOTOS: Marta Peiro.

“Blockchain es imposible de explicar” y para que realmente tenga éxito “lo mejor es que no tenga que explicártelo nadie”. De hecho, “no existe una definición común para toda la industria” que emplea este tecnología. Jorge Lesmes comenzaba así su ponencia para dar,  en apenas quince minutos, una idea de cómo funciona Blockchain y cuáles son sus beneficios y potenciales aplicaciones. Una tecnología que, tiene el potencial de “disruptir nuestra vida de la misma forma que Internet lo hizo en los 90”, pero que también advirtió que no es la panacea.

Para entrar en materia, el director de práctica bancaria con Blockchain de Everis en Reino Unido aportó su definición del término. “Esta es mi definición, si vais a Google encontraréis muchas otras”, puntualizó. Su ponencia estuvo enmarcada en el segundo bloque del Big Data To Action 2018, tercera edición del evento organizado por el Madrid School Of Marketing (MSMK) en el Palacio de la Prensa de la capital.

El Blockchain es aquella tecnología que permite almacenar “información inmutable” (nadie la puede cambiar una vez escrita) de manera “distribuida” (descentralizada) entre los participantes de una red, explicó Lesmes. Dichos participantes necesitan de un “consenso” para “añadir nueva información” y está además requiere de “una secuencialidad” para añadirse, pues el sistema está constituido por bloques que añaden “de manera secuencial” la información a la cadena o red, detalló.

Es decir, se trata de un sistema descentralizado en el que, a diferencia de los sistema centralizados (cualquier banco u organismo) no existe un regulador central que “decide todo: quién lee, crea, actualiza, borra, etc.” una información. Los sistemas Blockchain se sirven de redes descentralizadas en las que, como dijo el experto, “el rol regulador lo desarrollan todos los participantes de la red”.

“De esta forma”, continuó Lesmes, “no hay que confiar en la buena fe de un regulador central”. Algo que igual funciona en los países del primer mundo, pero que en otros “empieza a fallar”, apuntó. “Aquí la dejamos la confianza a un lado; esto no va de confianza”, resumió.

BDTA18 Blockchain 2¿Y cuáles son los beneficios de esta tecnología, que como indicó Lesmes “no inventó nada nuevo”? El potencial del Blockchain se halla en la unión de esos factores (descentralización, impermutabilidad, secuencialidad y consenso). La información que contiene es pública y transparente en todo momento, por lo que es “muy difícil que alguien pueda meter” datos “de por medio”, añadió.

Además está hecha a prueba “de los mejores hackers del mundo”, a los que está sobreviviendo, en parte gracias a la alta disponibilidad de ese contenido, que permite que la red “siga funcionando si atacan uno de los nodos (bloques)” del sistema, abundó. Es una tecnología cuyo potencia será aportar “una capa significativa encima de lo que ya conocemos” de la “World Wide Web (www). Así es como, según el experto, pasaremos del Internet de la información a ‘La llegada del Internet del Valor‘, como tituló su exposición.

Pero la realidad de momento es que, por un lado no se investiga tanto como todo el mundo dice estar haciéndolo. Y por otro que, a pesar del interés global que está generando, la tecnología Blockchain ni “es la mejor solución para todos los problemas de la humanidad”, ni es mejor que un sistema centralizado. Todo depende del caso.

De este modo, más allá de las aplicaciones para las criptomonedas (y su primera creación y propósito: el Bitcoin), el Blockchain plantea posibles plataformas para sectores como el ‘Digital Gold’, los pagos internacionales, o los ‘Smart Contracts‘, en los que está trabajando “mucha gente”, según Lesmes. Por ejemplo, en el caso de los pagos internacionales -que hoy en día conllevan menos procesos informáticos que un email pero tardan hasta seis u ocho días- el experto de Everis habló del proyecto de la empresa Ripple con la tecnología ‘Interledger‘.

Se trata de “un protocolo que va a permitir al usuario la transmisión de valor (datos) con la misma rapidez y facilidad con la que hoy en día transmite un texto”, explicó Lesmes. Así, se ha comprobado que “funciona” una tecnología que permite enviar dólares de un banco en EE.UU. a otro en Tokyo en forma de yenes, “en ocho segundos”, afirmó. “Esto es lo que realmente puede disruptir en el mercado de las tecnologías Blockchain”.

De este modo, si el uso que quieres resolver presenta “múltiples participantes, buscas reducir tiempos y costes” de los procesos, en los que “hay opacidad”, y donde “no existe confianza  entre las partes involucradas”, entonces, “deberías echar un vistazo a esto del Blochain”, aclaró.