Estados Unidos demanda a Google por monopolio ilegal

Google ha sido demandada por las autoridades de Estados Unidos por el monopolio en la búsqueda de Internet y en los mercados de anuncios, lo que significa la mayor demanda antimonopolio de las últimas décadas. 

Y es que el Departamento de Justicia y once estados de Estados Unidos han interpuesto finalmente la demanda contra el gigante tecnológico tras un año de investigación por el caso antimonopolio en el que se establece que Google podría haber ejercido indebidamente un dominio digital en perjuicio de otros competidores y de los consumidores.

Se trata pues de una demanda histórica que tendrá un largo recorrido ya que se espera que la resolución aún tarde varios años en salir a la luz y determinar si Google rompió las normas y concretar un castigo determinado.

La denuncia acusa a Google de mantener el monopolio de manera ilegal de la búsqueda en base a contratos de negocios exclusivos y acuerdos que impiden la competencia. En concreto, estos contratos conllevan el pago de millones de dólares a Apple para que el motor de búsqueda de Google esté por defecto en los iPhones.

Este documento indica que Google cuenta con el 80 por ciento de las consultas de búsquedas en Estados Unidos y que estableció contratos con fabricantes de dispositivos con sistema operativo Android para que incluyeran su buscador por defecto, haciéndoselo más difícil al resto de compañías y buscadores que están intentando ofrecer una alternativa a este buscador. 

El fiscal adjunto del Departamento de Justicia, Jeffrey A. Rosen, ha afirmado en una rueda de prensa telefónica que Google “ha ahogado la innovación y la creación de nuevos Google”.

Por todo ello, los demandantes exigen al tribunal prohibir a Google estas prácticas monopolísticas.

Por su parte, Google ha calificado la demanda como “profundamente defectuosa”.

A lo largo de los últimos años, las grandes tecnológicas han estado bajo la lupa de las autoridades competentes por diversos motivos, entre ellos el gran poder que tienen, los amplísimos beneficios que obtienen y los bajos impuestos que tributan.

Otras compañías como Facebook, Amazon y Apple también están en el punto de mira de los legisladores y reguladores que siguen preocupados por el abuso de poder.

Ana Lacasa
Periodista y Filóloga. Dos áreas que se dan de la mano para informar de la actualidad emprendedora y tecnológica.