FBI autorizado para hacker cientos de cuentas de Microsoft Exchange para eliminar un virus espía

El FBI ha informado de que ha conseguido autorización judicial para poder acceder a cientos de ordenadores de usuarios particulares en Estados Unidos para así poder retirar un software maligno que los hackers habían instalado.

De acuerdo con el comunicado publicado por el Departamento de Justicia de Estados Unidos, los ordenadores a los que podrá acceder el FBI fueron víctimas de este hackeo, y utilizaban Exchange Server, un servicio de correo electrónico y calendario de Windows Server de Microsoft. Este servicio era utilizado principalmente por parte de gobiernos y empresas privadas. 

El hackeo de este servicio de Exchange Server tuvo lugar el pasado marzo. Según indican en este comunicado, los responsables de este ataque fueron hackers apoyados por el gobierno de China, que consiguieron acceder a cientos de cuentas de correo electrónico. 

Microsoft logró solventar las vulnerabilidades, pero los parches no cerraron las puertas traseras de los servidores que ya habían sido violados, quedando todavía cientos de ellos que todavía no se han descubierto debido a la dificultad de detectar estas puertas traseras.

La operación que ha llevado a cabo el FBI ha querido limpiar estas vulnerabilidades. Esta agencia estadounidense ha indicado que informará a todos los usuarios cuyos dispositivos electrónicos han sido vulnerados.

El asistente del fiscal general John C. Demers ha asegurado en dicho comunicado que esta operación “demuestra el compromiso del Departamento de Justicia de interrumpir la actividad de piratería utilizando todas nuestras herramientas legales”.

De acuerdo con TechCrunch, este sería el primer caso conocido en el que el FBI limpia de manera efectiva redes privadas después de un ciberataque. En 2016, la Corte Suprema se movilizó para permitir que los jueces estadounidenses pudieran emitir órdenes de registro e incautación fuera de su distrito. Los críticos se opusieron a esta medida, temiendo que el FBI pudiera pedirle a un tribunal que autorizara las operaciones cibernéticas para cualquier parte del mundo.

 

Ana Lacasa
Periodista y Filóloga. Dos áreas que se dan de la mano para informar de la actualidad emprendedora y tecnológica.