Unos trabajadores de Google se unen en su primer sindicato

Más de dos centenares de trabajadores de Google se han unido para crear un sindicato, un gesto inusual e incluso importante entre las compañías de Silicon Valley, que normalmente está distanciada de las políticas sindicales y la negociación colectiva.

Así que ahora estos 225 trabajadores del gigante tecnológico, que han estado trabajando en secreto debido al temor a las represalias por parte de las compañías, han creado el sindicato llamado Alphabet Workers Union, que estará afiliado a la organización Communication Workers of America (CWA), un referente sindical en Estados Unidos en el mundo de las tecnologías, medios de comunicación y videojuegos.

Nicky Anselmo, gerente de programas de esta organización sindical americana ha indicado que a través del sindicato se dará una estructura sostenible para asegurar que los valores que comparten.

Pero este sindicato de los trabajadores de Google no se centrará sólo en las condiciones laborales de los empleados, sino que la intención es ir un paso más allá, enfrentando temas controvertidos como el acoso sexual, las discriminaciones por cuestiones de género o raza y abordar temas éticos dentro de la compañía. 

Y es que en el mundo tecnológico ha habido varias manifestaciones por cuestiones similares en los últimos años, protagonizadas por empleados de Amazon, Salesforce o Pinterest.

Otro de los temas que se tratarán dentro del sindicato de trabajadores de Google será la difícil discusión y debate de los monopolios, algo que según el vicepresidente del comité organizador del mismo, Chewy Shaw, en declaraciones a The New York Times, ha estado silenciado por parte de la compañía para que sus trabajadores hablaran libremente sobre el mismo.

Por el momento, se trata de un sindicato con tan sólo 225 trabajadores involucrados, una cifra bastante baja si se tiene en consideración que Alphabet cuenta con 120.000 trabajadores, aunque la cifra puede aumentar a los 260.000 si se cuentan los trabajadores temporales y subcontratados.

Estas cifras suponen un problema para el nuevo sindicato, ya que para que sea reconocido para la negociación colectiva, las leyes exigen que el mismo represente al menos el 30 por ciento de los trabajadores en un centro o de una división en concreto.

Así que el sindicato de trabajadores de Google está completamente abierto para que se unan a los primeros miembros del mismo, entre los que se encuentran ingenieros, comerciales, administrativos y trabajadores vinculados al proyecto de coche autónomo.

 

Ana Lacasa
Periodista y Filóloga. Dos áreas que se dan de la mano para informar de la actualidad emprendedora y tecnológica.