Billions, una serie sobre empresas llevadas al plano de la justicia

Billions, una serie sobre empresas llevadas al plano de la justiciaLos emprendedores se han visto reflejados de muchas maneras en la gran pantalla. Son muchas las películas que hablan de las dificultades que se encuentran a la hora de poner en marcha un negocio y los problemas burocráticos que tienen que solventar. Esta temática también se ve en la pequeña pantalla, en las series que describen a empresarios de éxito que se enfrentan a los cambios de la sociedad y a la crisis económica que agitó el mundo entero.

Y es precisamente en la pequeña pantalla donde está teniendo un gran éxito la serie Billions, protagonizada por Paul Giamatti y Damian Lewis, que encarnan dos personajes con una gran personalidad que se enfrentan para conseguir sus fines. El primero es un fiscal decidido a defender la ley y a perseguir al multimillonario hombre de negocios interpretado por el segundo.

La primera temporada de la serie, que ha cosechado críticas muy positivas en Estados Unidos, ya se puede ver en Movistar y seguro que encantará a los amantes de la ficción relacionada con las empresas.

Billions habla de la lucha del fiscal Chuck Rhoades que es asignado a un caso de uso de información privilegiada vinculado al multimillonario Bobby “Axe” Axelrod, que dirige su propia compañía y es un superviviente del colapso financiero de 2008 que actualmente es el rey de los “hedge funds”, los fondos de inversión privados. El fiscal toma esta responsabilidad como una oportunidad para hacer despegar su carrera y hacer justicia, pero la lucha con Axe será difícil.

A las dificultades que encuentra en este enfrentamiento se añade el poder de la mujer de Axe, Wendy, interpretada por Maggie Siff, conocida por su papel en Hijos de la Anarquía, que es la coach motivacional del multimillonario y también su psicóloga.

La serie se caracteriza por tener diálogos agresivos e ingeniosos, con mucho sarcasmo e incluso algunos gags divertidos, con un ritmo frenético y dos personajes muy redondos y bien construidos que llevan el peso de la misma. Es, en definitiva, una serie de empresas de Wall Street llevadas al plano de la justicia que seguro encantará a los emprendedores y amigos de los negocios.