El próximo Gobierno deberá mejorar la “mala regulación” del ecosistema emprendedor

De izquierda a derecha: Víctor Píriz (PP), Iván Ayala (Podemos), Ana Pastor, Susana Solís (Ciudadanos) y Francisco Polo (PSOE), este miércoles en Madrid. | FOTOS: Alberto Orellana

Según una encuesta realizada por la Asociación Española de Startups, a nueve de cada diez emprendedores lo que más les preocupa es “la mala regulación” del sector por parte del Estado. De cara a las próximas elecciones, Carlos Mateo (presidente de la asociación) ha pedido a los principales grupos parlamentarios “acuerdo y consenso”. Y ha reclamado formalmente que se comprometan tras las elecciones a “crear mesas de trabajo en el Gobierno y el Parlamento para impulsar medidas y estrategias para las startups”.

¿Qué nos falta para ser un ‘país startup’? ¿Qué se puede mejorar en incentivos fiscales, atracción del talento y regulación de los nuevos modelos de negocio? A estas y otras cuestiones han intentado dar respuesta los representantes políticos durante un debate sobre las claves para mejorar el emprendimiento y la innovación en España. La periodista Ana Pastor ha planteado estas cuestiones para aclarar cuáles son las medidas que van a presentar las formaciones políticas de cara a la jornada del 28 de abril.

Para ser una ‘nación startup’ España tiene que superar cuatro grandes retos, según ha planteado Francisco Polo, número dos del PSOE por Barcelona. Lo primero es generar un “sector público emprendedor” (eliminar barreras administrativas y fomentar las habilidades digitales). También es necesario atraer y retener el talento, “hacer que la inversión llegue de manera natural”, e incentivar la escalabilidad de las empresas, ha señalado el actual secretario de Estado de Avance Digital.

En general, los cuatro representantes (PSOE, PP, Ciudadanos y Podemos) han coincidido en que, aunque haya países ejemplares en ciertos aspectos, España debe “crear su propio ecosistema”, ha señalado el popular Víctor Píriz. El candidato del PP en Badajoz ha remarcado la importancia de “armonizar la ley con la actividad de las startups” y simplificar la “maraña burocrática” existente. Además, ha recordado la importancia de reducir la brecha digital de zonas como la que representa (Extremadura).

Susana Solís, responsable de industria e I+D+i de la comitiva nacional de Ciudadanos ha dado un apunte de sus iniciativas fiscales para el 28-A. “Queremos copiar el modelo del Reino Unido para que las personas físicas se puedan bonificar hasta un 50% de su IRPF si invierten en una startup que puedan traer aquí”, ha destacado. “El coste no es enorme”, ha subrayado la también diputada de la Asamblea de Madrid. “Si vemos el crecimiento de estas empresas, no debemos tener miedo a poner una buena fiscalidad para las empresas innovadoras”, ha argumentado Solís.

Píriz ha abogado por cambiar la definición de I+D+i, y por una “revolución fiscal” que alcance a las startups. El exdirector del Parque Científico-Tecnológico de Extremadura ha apostado por ampliar el uso del crédito fiscal para pagar otros impuestos (como los sociales o de ejercicios anteriores). Y ha aportado sus iniciativas para mejorar la fiscalidad del emprendimiento, especialmente de las plusvalías obtenidas tras la venta de una startup. Con ello se facilita la creación de la figura del “emprendedor en serie”, ha defendido.

Por su parte, el vocal de Unidas Podemos ha incidido en la importancia de mejorar el sistema educativo para crear talento. Porque tenemos un nivel formativo “similar” a otros países europeos, pero la supervivencia de nuestras startups “es mucho menor”, ha señalado Iván Ayala. El responsable de información del área económica del partido ha clamado por “retener talento, o más bien dejar de expulsarlo”. Revertir la descapitalización de talento universitario y preuniversitario es “crucial”, ha señalado.

Además, el representante de la formación morada ha instado a las grandes empresas a “reinvertir” en sus resultados, en capital humano e I+D+i. A nivel administrativo cree que es esencial potenciar el porcentaje de PIB que destinamos a la innovación, así como lograr una política fiscal que de incentivos a “largo plazo (15-20 años)”, ha dicho. Todo con el objetivo de mejorar esa “tasa de supervivencia” de nuestras startups.