España tiene “un grave déficit” de profesionales digitales

Antonio Rueda, director de VASS Research, este martes en Madrid. | FOTOS: Alberto Orellana

Vivimos en un país de paradojas. España es “uno de los países más exportadores” del mundo. Y, sin embargo, “parece que tenemos una productividad bajísima” destacaba este martes el economista Ramón Tamames. Hay unas 28.000 empresas que buscan informáticos y profesionales técnicos. Y, a pesar de ello, nuestro sistema universitario apenas cubre las demandas de las empresas de servicios TIC. Según los expertos España “tiene una oportunidad” en la economía digital, pero ¿Sabremos aprovecharla?

La respuesta que plantea el I Estudio Empleabilidad y Talento Digital de VASS Research y la UAM es negativa. El informe, presentado este martes en Madrid, concluye que existe un ‘gap’ o lapso del 40% entre las competencias que aportan los informáticos recién graduados de las requeridas por las empresas. En los últimos diez años el número de empresas solamente dedicadas a los servicios ha aumentado la contratación de perfiles informáticos casi un 60%. Mientras, el número de egresados de Informática de las distintas universidades se ha reducido un 44% en toda España.

“Hay un grave déficit de profesionales”, ha diagnosticado Antonio Rueda, director de VASS Research. Según han confirmado la encuesta, el 95% de las empresas “tiene dificultades para encontrar perfiles técnicos”, ha destacado. Concretamente, el documento se centra en el perfil informático, ya que es el “enlace” más importante de la cadena de valor de la transformación digital, ha explicado Rueda.

Ramón Tamames, a la izquierda junto a Antonio Rueda, este martes.

El también profesor de Estructura Económica de la UAM, ha revelado que el ritmo de crecimiento laboral en el sector TIC le permite por sí sólo “absorber los 25.000 profesionales -informáticos- al año”. Algo que es cuatro veces el número de egresados en informática, entre grados y máster (6.500), y que apenas se cubre con los que salen de FP (19.000). “Sólo el sector servicios TIC se come todo lo que sale de nuestras universidades y centros de FP”, ha resaltado Rueda. Y hay más de 28.000 empresas de otros sectores (construcción, turismo, banca, retail…) que también buscan informáticos.

Para analizar y corregir esta falta de perfiles informáticos, las empresas participantes en el estudio han permitido crear un ‘indicador’. Con él se han logrado cuantificar tanto los conocimientos técnicos (Big Data, código, etc.), como las habilidades ‘soft’ requeridas por el mercado. Según los expertos del estudio, éstas últimas ponderan casi el 40% en un puesto técnico. Las empresas puntúan mejor a los recién graduados en softskills que en las hardskills (63,3% frente al 57,7%). Pero, ¿y qué piensan los estudiantes?

Cerca de 1000 han contestado sentirse “optimistas” por su futuro, ha valorado Rueda. No les preocupa conseguir empleo rápido, tienen “buena media” académica, y el salario “no es un problema”, ha abundado. Pero “son conscientes de que necesitan ayuda” en muchas de las competencias técnicas requeridas a la hora de empezar a trabajar en la empresa. “No se deben sentir muy confortables con su bagaje de conocimientos”, concedió Rueda; “eso no pareció transgresor”.

“Hoy la digitalización está ya en todo”, ha comentado Tamames. El también catedrático de la Universidad de Málaga y de la UAM, ha declarado que será “el ritmo de digitalización de España lo que determinará si entra en el liderazgo de la internacionalización”. Lo que se está discutiendo en el estudio “es el futuro del crecimiento, impulsado por cambios tecnológicos muy importantes”, ha resumido. Por ello Rueda ha avanzado la importancia de “mejorar el talento”. Se trata de un reto estratégico “inexcusable”, pues equivale a empleo. “Hay que intensificar la orientación al mercado laboral desde la universidad”, ha cerrado.