Una oportunidad de éxito para el periodismo: Formación universitaria en emprendimiento

Una oportunidad de éxito para el periodismo: Formación universitaria en emprendimiento

La importante función social que cumple el periodismo resulta de vital importancia para la sociedad global de nuestros días. El periodismo ayuda entre otras cuestiones a que se forme la opinión pública, a que existan debates políticos y económicos y además, investiga a aquellos que nos dirigen. Todos estamos de acuerdo, el periodismo es muy importante. Por esta razón y siendo consciente de la profunda crisis en sus modelos de negocio que padece el sector, afronté con mucha ilusión el reto de ser profesor de la asignatura de Creación y Gestión de Empresas del Grado de Periodismo de la Universidad a Distancia de Madrid (UDIMA) cuando fui nombrado en el curso 2012-2013. Pensé, ahora que parece que el periodismo debe reformular sus modelos de negocio, nosotros desde la universidad vamos a tratar de proporcionar nuevas oportunidades de éxito a nuestros alumnos.

El desafío era enorme, pero merecía la pena intentarlo. Además, nuestros alumnos periodistas de la UDIMA eran los apropiados para iniciar experimentos en este sentido (personas con experiencia en el mundo de la comunicación y de la empresa) y, además, contábamos con la referencia de otros estudiantes de otros grados con similares características. Dado este cúmulo de factores a favor, no dudé en contar con mis excelentes compañeros de la Universidad Carlos III, Carlos Bousoño, José Joaquín Escudero y Francisco Herrera, para llevar adelante nuestros sueños científicos de demostrar que la universidad tiene que ser un instrumento básico en el apoyo al emprendimiento y a la creación y buena gestión de las empresas.

Nuestro experimento realizado en los cursos académicos (2012-2013 y 2013-2014) ha consistido en valorar la modificación de las intenciones emprendedoras por el efecto de la formación para el colectivo de alumnos de periodismo y el compuesto por estudiantes de otros grados. El diseño educativo puesto en práctica para fomentar el emprendimiento ha estado compuesto por distintas actividades, entre las que se pueden destacar por su marcado matiz emprendedor: la cooperación de los alumnos con empresarios y emprendedores para realizar sus propios proyectos, el establecimiento de una red social interna donde compartir conocimientos relacionados con el entorno educativo y de emprendimiento, y la participación en un mercado de la información como herramienta que a modo de mercado de valores ha servido para que los estudiantes en su papel de inversores calificaran los proyectos emprendedores de sus compañeros.

Este tipo de información ha proporcionado a los estudiantes un adecuado ajuste a la realidad empresarial, espíritu de colaboración, apoyo moral y asesoramiento personalizado, lo que ha beneficiado al incremento de las intenciones emprendedoras, tanto en la variable de deseabilidad como en la factibilidad.

Al comienzo del experimento los niveles de deseabilidad eran bastante elevados y semejantes en los dos colectivos, siendo los de la factibilidad inferiores para los dos grupos, y de una forma muy particular para los alumnos de periodismo. Tras la formación impartida, se formuló de nuevo la encuesta en la que se puso de manifiesto que los dos colectivos mejoraron en las dos variables, siendo los cambios más relevantes en la variable de factibilidad, y muy especialmente para los estudiantes de periodismo. Estos resultados invitan a un mayor optimismo en el sector, pues indican que una formación universitaria adecuada puede ayudar a que surjan perfiles emprendedores que ayuden a reformular los modelos de negocio y a superar la crisis que vive el sector en la actualidad. El contenido de dichos resultados ha sido publicado en la prestigiosa revista científica internacional de comunicación El Profesional de la Información.

Seguirá siendo un honor y un reto continuar investigando para proporcionar un mejor futuro a nuestros periodistas y al periodismo en general. El sector lo merece por la importante función social que cumple y levantará el vuelo con nuevos modelos de negocio y formas de ejercer la profesión periodística que en la actualidad no somos capaces siquiera de imaginar. En la formación universitaria el periodismo tiene una de sus oportunidades. El éxito está asegurado.

Puedes ver el artículo completo aquí