Huffington: “Los seres humanos no están diseñados para vivir sin descanso”

7
Reportaje fotográfico: Luis Miguel Belda/TodoStartups

Hasta Dios se tomó un descanso, tras seis días de intenso emprendimiento. En esta premisa bíblica pareció basar este martes su tesis Arianna Huffington, cofundadora de ‘The Huffington Post’, que resumió en este asertivo mensaje: “Los seres humanos no están diseñados para vivir sin descanso”.

Probablemente, empresarios y directivos, reunidos este martes en torno al World Business Forum, preocupados como les corresponde estar por hacer más productivas sus empresas, no esperarían oír decir a esta gurú del emprendimiento que la falta de sueño en los empleados es uno de los males de cualquier compañía. “Hay que dormir, tenemos que recargar las pilas, porque en caso contrario pagaremos un precio muy alto, en salud y en productividad”, advirtió.

2

Echó mano de las estadísticas. Así, mientras que en 2015 se constató que en el mundo las personas trabajaron más que nunca, en Estados Unidos, su país de origen, “perdimos once puntos de productividad”. ¿A qué achacó este dato? “Si no nos cuidamos no vamos a ser tan creativos ni saber solucionar los problemas”, contestó, y la creación y la solución de problemas son la base del buen desarrollo de cualquier empresa.

“Primero es la salud y el bienestar, eso no es negociable, y luego nuestra sabiduría”, sentenció Huffington, quien bromeó, eso sí, más en serio que otra cosa, con el uso que hacemos de instrumentos tecnológicos como el móvil. Estamos más conectados que nunca, “pero no con nuestra propia sabiduría”. En este mundo, agregó, “estamos rodeados de maravillas, pero no dejamos de mirar el móvil”.

4

Ella sufrió en carne propia lo que este martes denunciaba y sobre lo que quería avisar para que a ningún otro le pasara: “Antes de mi colapso yo siempre miraba el móvil, pero cuando empecé a andar sin móvil, empecé a notar cosas. Porque cuando estamos quemados y sin energía”, argumentó, “no tenemos espacio para dar y ser generosos, porque no nos queda gasolina. Cuando empezamos a dar de lo que nos sobra, hacemos conexiones con las personas. Pues no hace falta crear un orfanato en África, sino pequeños micropasos ordinarios a nuestro alrededor”.

Lamentó Huffington que “toda la cultura se ha basado en que hay que agotarse, pero no, hay que dormir”, insistió, porque “hay mucho sufrimiento y dolor innecesarios para tener éxito”. En este sentido, enjuició que el sueño reparador “está muy conectado con cómo aumentar la productividad, porque la creatividad y la agilidad va ser el futuro de la producción”, defendió. “Las grandes ideas son creatividad y en la ducha se tienen grandes ideas por una razón: en ese momento está uno desconectado y conectado consigo mismo”.

Repitió una y otra vez que si el ser humano no fija unos límites a la tecnología, “si no reclamamos nuestra humanidad y sacamos tiempo para nosotros mismos, no vamos a crear, solo funcionaremos a nivel transaccional”. Por ello, propuso “gestionar” nuestra relación con la tecnología, ya que “uno puede hacer trabajos de mantenimiento, pero si estás cansado no puedes crear”.

Luis Miguel Belda
Director de Comunicación en la Universidad a Distancia de Madrid (UDIMA) y Redactor jefe en TodoStartups