La mujer inversora debe “creerse” su papel “fundamental” en una economía sostenible

Foto de familia con las principales ponentes de la jornada ‘#SoyInversora Habla’, celebrada este miércoles en Madrid. | FOTOS: Alberto Orellana

“Las mujeres tenemos un papel económico fundamental, pues influimos en el 80% de las inversiones” que se hacen. El problema es que “estamos muy atrasadas en educación financiera”. Con esta reflexión, Alicia Castillo (angel investor) ha sintetizado una de las principales ideas del primer ‘#SoyInversora Habla‘, celebrado este miércoles en Madrid. Un espacio de encuentro entre inversoras y emprendedoras para fomentar la participación de la mujer en proyectos empresariales innovadores.

Esta venezolana, residente en Silicon Valley, ha invertido y viajado a lo largo del globo, de Australia a Suiza, pasando por Malawi. Con casi 60 años y científica de formación, Castillo es hoy una inversora “de impacto”, como se autodefine, con presencia en unas 10-14 empresas, según ha relatado. Con su historia ha trasladado a los presentes lo que de diferentes modos se ha consagrado a lo largo de la jornada: fomentar la presencia de la mujer en el ámbito inversor, y en todos, es “necesario” para lograr una “sociedad y una economía sostenibles”.

Así lo ha defendido la vicepresidenta de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), Ana María Martínez. Desde el organismo regulador siguen tomando medidas para garantizar esa “presencia equilibrada de hombres y mujeres”, complementarios. Y abogan por actuar para “retener el talento femenino”. Según la lista anual de la CNMV las cifras de mujeres en consejos empresariales ha aumentado un 7% desde 2015. Pero “aún estamos lejos” del 30% marcado para 2020 por la CNMV. En las directivas la presencia femenina es todavía menor: no llega al 15%.

Como ha planteado Martínez, la CNMV aboga por “fomentar el interés femenino por las finanzas y la inversión”. Sólo así se podrá complementar la menor pensión de las mujeres, por su tardía entrada en el mercado laboral. La educación financiera es la clave, sobre todo desde la enseñanza secundaria. Iniciativas como introducir asignaturas relacionadas con la inversión en la enseñanza secundaria, o la Women Get Funded, de Ana Castillo, son esenciales para que las mujeres dejen de ser “ignorantes”, ha dicho la venezolana.

“Cuando la mujer profesional y económicamente independiente deviene totalmente libre es cuando se interesa y actúa en el sector financiero”, ha comentado María Ángels Vallvé. La primera mujer agente de cambio y bolsa de España ha explicado desde su dilatada experiencia cómo fue su evolución en este ámbito. En opinión de la también fundadora de GVC Gaesco, la independencia financiera de la mujer está siguiendo una evolución “más lenta” que la puramente económica. Y es que a menudo son las propias mujeres quienes “han ignorado voluntariamente” su capacidad de evaluar “dónde colocar sus ahorros”.

“Tenéis que aprender finanzas”, ha espetado Castillo. “Debemos levantar el nivel de vida de las personas y las mujeres que no nacen rodeadas de un mundo financiero”, ha defendido. Sólo a través de esa “libertad financiera” se podrá “reforzar la confianza en uno mismo”, ha completado a su vez María Benjumea. La responsable de Spain Startup, ha apostado por la decisión “libre” de las mujeres, pero “en igualdad de oportunidades”. Benjumea es impulsora también del foro EnlightED, con la Fundación Telefónica, que reinventa la educación “en un mundo digital”.

Como Vallvé, la también organizadora del South Summit (donde se engloba EnlightED)ha reconocido la importancia de la formación. “Siempre he sido emprendedora, pero no tuve formación” al respecto. “Soy del 54, a mí me criaron para casarme y tener hijos”, ha relatado. “Es un momento espectacular para ser mujer”, ha subrayado Castillo, “y las acciones de hoy definen a dónde va el futuro”. “Tenemos todas las oportunidades a nuestro alcance” ha confiado Benjumea, “pero tenemos que creerlo”.