Los negocios inclusivos son necesarios y rentables

informe inclusivos
Los principales representantes del Observatorio Empresarial Contra la Pobreza, durante la reciente presentación del informe en Madrid.

El informe ‘Negocios inclusivos y empresas españolas. El momento de no dejar a nadie atrás’ refleja una realidad: los negocios inclusivos son una necesidad social y una oportunidad estratégica empresarial. Nos conviene a todos seguir impulsando los negocios inclusivos. ¿Por qué? Porque así las empresas serán socialmente más responsables y beneficiosas para todos, y porque además serán más rentables a largo plazo.

El Observatorio Empresarial contra la Pobreza ha presentado en los últimos días su segundo estudio en el Auditorio de Espacio Fundación Telefónica de Madrid. España todavía presenta niveles considerables de desigualdad, con 12,9 millones de personas en riesgo de exclusión social. El objetivo de este informe era comprobar “si los negocios inclusivos pueden ser acogidos por las empresas españolas como vía para contribuir a una economía más inclusiva”. La respuesta es clara: sí.

Las empresas españolas pueden convertir y transformar sus cadenas de valor en sistemas más inclusivos generando oportunidades para grupos vulnerables, como refleja el informe. Ya sea desde la perspectiva del cliente (ej. a través de la oferta productos accesibles y asequibles), de proveedores y distribuidores (incorporando acciones que promueven su fortalecimiento y desarrollo), o de empleados (a través de una contratación inclusiva).

La sociedad, el mercado y las nuevas generaciones buscan una actuación empresarial consciente, responsable e implicada en la resolución de los retos sociales. También como parte de la agenda de Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). “Se puede hacer dinero a la vez que se fomenta el desarrollo”, ha defendido Borja Rengifo, director general de cooperación de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo.

Entre los beneficios que obtienen las empresas que se preocupan por su impacto social y se implican en lograr una economía sostenible e inclusiva destacan: ventaja competitiva, reputación positiva de marca, mitigación de riesgos, atracción y retención de talento, legitimidad en el mercado local o licencia para operar.