El ritmo de crecimiento de las emprendedoras duplica al de los hombres, según ATA

Young food blogger entrepreneur writing blog post and working online on laptop from home office

La evolución del colectivo de trabajadores autónomos en España ha sido muy desigual en el caso de hombres y mujeres, según un estudio de ATA. De hecho, el número de autónomas ya se recuperó en 2015, se afianzó en 2016 y 2017 y ya en 2018 ha pasado a ser definitivamente el impulso principal: hay más autónomas que antes de la crisis, en concreto 52.878 autónomas más. No así el de los varones que sigue marcando un menor nivel que en mayo de 2008 (-208.849 autónomos).

A pesar de que ya se cumplen unos años en positivo y que en 2018 el régimen de autónomos se sitúa en positivo y crece el número de autónomos, aún se está lejos de los niveles de 2008, previos a la crisis: España contaba en mayo de 2008 con 3.409.008 (consideramos mayo el primer mes de crisis) y 2018 se cerró con 3.253.039 autónomos, es decir, 155.969 menos, según un estudio de ATA.

“No cabe duda de que las mujeres autónomas están siendo las protagonistas de la recuperación económica y la generación de empleo. Si el RETA ha crecido e incrementado el número de autónomos es por su impulso. El crecimiento de autónomos en España es en femenino. Los negocios liderados por mujeres se mantienen más en el tiempo y han conseguido superar los niveles previos a la crisis. Sin embargo, los varones aún son 208.000 autónomos menos que en mayo de 2008”, apunta Candela Carrera, responsable del área de Mujer de ATA.

“Debemos apuntar que en un año se han recuperado casi 24.000 autónomos varones. Pero su recuperación e impulso es mucho más lento que el de las autónomas”, agrega la responsable de ATA.

El número de trabajadores autónomos en España ha pasado de los 3.409.008 registrados en el RETA en mayo de 2008 a los 3.253.039 en diciembre de 2018, lo que se traduce en un descenso del 4,6%, es decir, 155.969 trabajadores por cuenta propia menos.

Si se desagregan los datos por sexo, destaca que mientras que el número de autónomas ya está en signo positivo, aún hay 208.849 autónomos varones menos que en mayo de 2008. Concretamente, hay 52.878 autónomas más que antes de la crisis, lo que supone un crecimiento del 4,8%.

El año pasado esta diferencia era de 19.944 autónomas y en 2015 de un tercio de la cifra actual (7.579 autónomas más entre mayo de 2008 y diciembre de 2015). Y es que sólo en 2017 se han sumado al RETA 4.087 autónomas.

En el conjunto de 2018, el crecimiento registrado por las mujeres duplicó al de los varones. Así, el ritmo de crecimiento de las mujeres durante 2018 fue del 2,6% frente al 1,2% de los varones. Además, de los 52.725 trabajadores por cuenta propia que se sumaron al RETA en el conjunto del año, el 54,7% (es decir, 28.849 emprendedoras) fueron mujeres y el 43,3% (23.876) varones