El sector de los seguros se compromete con la RSC en 2018

El sector asegurador tiene un fuerte “compromiso con la Responsabilidad Social Corporativa y la sostenibilidad”. Ello se traduce en una inversión de 112 millones de euros al año con una “especial vocación” en acciones de mecenazgo cultural, acción social, seguridad vial, medioambiente y políticas destinadas a fomentar la igualdad entre hombres y mujeres. En relación con esto, el sector también está comprometido con impulsar el empleo de las personas discapacitadas y la diversidad generacional, favoreciendo la formación.

Estas son las principales conclusiones del Informe Estamos Seguros 2018, presentado este martes en Madrid por Pilar González de Frutos. La presidenta de la Asociación Empresarial del Seguro, UNESPA, explicó los aspectos más importantes de un informe que trata de “contar cómo se hacen las cosas en el sector asegurador para acercar el sector a la sociedad contando cuál es el valor añadido de la actividad aseguradora”, dijo.

El informe “pone énfasis en la RSC”, y destaca el “liderazgo que en la economía española representa que un sector asuma con un elevado grado de compromiso las acciones de responsabilidad social”, declaró González. Para hacerlo, las entidades aseguradoras invierten 112 millones al año en este ámbito, repartidos en mecenazgo cultural (26,4 millones de euros), acción social (25,9), seguridad vial (12,3) e igualdad.

En este sentido, González subrayó que “en la plantilla aseguradora trabajan más mujeres que hombres: el 53% de las solicitudes de nuevos empleos las formalizan mujeres y el 53% de los nuevos empleados también”. Sin embargo, admitió que en los puestos directivos “uno de cada siete es mujer”. Según el informe, el 78% de las compañías aseguradoras tiene un plan de igualdad y el 94% dispone de medidas para favorecer la conciliación de la vida personal y profesional. De igual manera, las aseguradoras buscan impulsar la diversidad en sus plantillas. González también explicó que se exige un porcentaje igual de mujeres y hombres y que se está normalizando el uso de currículums ciegos.

Por ello, cuentan con 1.382 empleados con discapacidad en sus plantillas, ya sea como empleados directos (559), a través de proveedores (774) o gracias a donaciones y acciones de patrocinio (49). La diversidad también es “generacional” con el objetivo de “combinar sabiamente la experiencia con la creatividad joven, muy necesaria en un mundo tan cambiante”, afirmó González. De esta forma, la presidenta de UNESPA aseguró que en estas compañías “los más jóvenes suponen 1 de cada 3 trabajadores”.

Muchos de ellos llegan al sector con planes de carrera. Según González, el 65% de las aseguradoras los tiene para un total de 3.615 empleados. Además, 6.594 empleados participan en programas de talento. En 2018 también se captaron 550 personas de universidades gracias a “políticas activas destinadas a estudiantes brillantes”, definió la representante de UNESPA. Todo ello se debe a que “no se necesitan solo abogados y economistas”.

Por otra parte, el sector destina 7 millones de euros en ayudas al estudio o a la formación de 12.000 empleados. “Si hay algo vital para el trabajador es encontrarse con la adecuada formación”, expresó González. La media de ayuda por trabajador es de 700 euros, según los datos. Pero también se hacen esfuerzos por el ocio de los trabajadores: según el estudio el 57% de las entidades subvencionan sus actividades culturales y deportivas. En total, 11.927 personas se han beneficiado de estas medidas.

El informe también determina que las aseguradoras impulsan 900 acciones de voluntariado en las que participan 13.284 personas, que invierten en ellas 432.279 horas. 388 organizaciones se han beneficiado de las 326 acciones de mecenazgo promovidas desde el sector, recibiendo donaciones 232 organizaciones. También se han llevado a cabo 2.199 jornadas de prevención y concienciación y 175 acciones de patrocinio no profesional.

Además de estos datos, el informe estima que en total fueron 20.328.151 los asegurados de vida riesgo en España en 2018. Y 3.797.209 las propiedades hipotecadas y aseguradas. Gracias a eso “4.700 personas al año han evitado un desahucio”, concretó González. “Los seguros son la mejor red antidesahucios que tenemos en el país”, afirmó. En cuanto a las víctimas por accidentes de tráfico, se registraron 844 fallecimientos, lo que perjudicó a 3.760 personas. 1 de cada 3 de ellas era menor, apuntó.

Por otro lado, González analizó la huella económica del sector. Según dijo, las prestaciones abonadas a los clientes se cifran en 34.000 millones, se han pagado 14.000 a proveedores y 2.000 en sueldos y salarios. A accionistas se les ha retribuido con más de 4.000 millones y a Hacienda y la Seguridad Social se le ha pagado 3.200.