Cocineros y el mundo rural se unen para poner en valor la cadena alimentaria

Alianza Rural, entidad que aglutina a las entidades más relevantes del campo español, y FACYRE (Federación de Cocineros y Reposteros de España) se unen en un proyecto de colaboración para conectar a los productores -sector primario- con los chefs y cocineros -sector servicios- de España. El objetivo es poner en valor los productos de la cadena alimentaria.
Esta alianza llega precisamente en un momento de crisis sanitaria y económica en España que ha obligado al cierre del canal HORECA (Hoteles, Restaurantes y Cafeterías) y ha puesto en peligro las economías tanto del sector gastronómico como de las empresas agropecuarias que tenían focalizada su producción en ese mercado.

Mediante esta colaboración entre Alianza Rural & Facyre, se ofrece una solución innovadora a la sociedad donde por primera vez los productores van a alcanzar un contacto directo con los mayores influencers de su producto como son los chefs. La alianza va a permitir un mejor conocimiento mutuo por parte de dos eslabones fundamentales de la cadena alimentaria, la realización de acciones de promoción y divulgación social conjuntas o una portenciación de los productos de proximidad y de temporada.

Según Pepa Múñoz, presidenta de FACYRE, “Cocineros y productores nos necesitamos mutuamente y tenemos que trabajar unidos. Nosotros necesitamos conocer mejor el producto y sus posibilidades, y ayudar a los productres en origen a crear soluciones adaptadas a las necesidades específicas del canal HORECA. De todo ello quién más se va a beneficiar es el consumdor final, que va a disfrutar de productos naturales, con mejor trazabilidad y elaborados de un modo óptimo para su disfrute”.

Por su parte, Lucía Martín, coordinadora de la Comisión Ejecutiva de Alianza Rural, señala: “Esta conexión va a permitir a los productores un canal de difusión de sus producciones (agrícolas y ganaderas). Esta alianza es la simbiosis de la perfecta para Marca España: producto excelente, gastronomía de máximo nivel y conservación del medio ambiente”.

Esta acción se enmarca dentro de las políticas trazadas por la Comisión Europea en el Pacto Verde Europeo, uno de cuyos puntos comprende la Estrategia del Campo a la Mesa, con la que se pretende mejorar el sistema alimentario de la UE, haciéndolo más sostenible y respetuoso con el medio ambiente. Y ese objetivo pasa por acercar el campo y el producto al consumidor, dando formación y visibilidad a los mismos a través de los agentes sociales que lo trabajan en el destino.

Asimismo, y en un momento donde la digitalización ha venido para quedarse, esta colaboración va a propiciar la puesta en marcha de una serie de proyectos tecnológicos que faciliten una comunicación más profesional entre ambos sectores y ayuden a conectar digitalmente el mundo rural con el gastronómico.