¿Cómo competir en SEO con los más grandes cuando acabas de empezar?

Trucos y hábitos de trabajo que pueden llegar a quitar la posición en Google a los competidores más fuertes. Startups como Sinnaps, ya lo han conseguido.

La notoriedad es el objetivo por excelencia que siempre suele aparecer en el plan de marketing de cualquier startup. De nada sirve tener un producto innovador, que nos resuelva la vida, si nadie nos conoce. Por eso, muchos emprendedores buscan la manera y el altavoz para llegar a todos las personas posibles. Y si esas personas pertenecen al público objetivo o al ‘buyer persona’ de nuestro producto o servicio, mejor. Uno de los canales para llegar a esos usuarios es el posicionamiento SEO en Google de nuestra marca.

Sobra explicar las enormes ventajas de tener bien posicionada nuestra web, con contenido formado por las palabras clave adecuadas. Sólo así aparecemos en las búsquedas de aquellos usuarios que están interesados realmente en nuestro producto. O simplemente, se trata de personas que buscan información sobre un tema en el que (casualidad) aparece nuestra marca. Estos últimos no tienen por qué estar interesados ahora en el producto, pero gracias a un buen contenido, vamos a ir apareciendo en su ‘Top of minda largo plazo.

Así pues, la estrategia de posicionamiento en buscadores es una constante. Sin embargo, lleva tiempo. Los resultados los solemos ver pasados unos meses. Y cuando eres una startup, necesitas visibilidad lo antes posible. Por eso, ¿cómo aumentar nuestra visibilidad en buscadores cuando somos el pez pequeño? Cuando no tenemos contenido y las palabras clave que nos interesan están copadas por nuestros competidores más fuertes.

Si tienes tu web bien optimizada, con las palabras clave que definan tu producto, lo primero que hay que hacer es generar contenido a un ritmo alto, bajo una estrategia de temas previamente definida. A continuación, es recomendable escribir cada día un artículo de unas 700 palabras aproximadamente en tu blog, bajo dominio de la url de tu web corporativa.

La constancia se convierte aquí en la reina de todo ‘Content Manager’. La creación de contenido debe ser periódica y constante, buscando el equilibrio entre el interés y la parte más técnica del SEO. No debemos olvidarnos de que Google cuida a su usuario. Si también pensamos en él, creando artículos que sean fieles al título, en un formato adaptado a cualquier dispositivo, de carga rápida, etc., nos ayudará con nuestro posicionamiento. El contenido constante y de calidad, orientado a SEO es el que más nos gusta a todos.

Un buen enlazado de posts interno y obtener enlaces off-page, incrementa también las posibilidades de ser mejor valorados por el buscador.

No hay que olvidar que Google cada vez crea algoritmos dirigidos a proporcionar él mismo el contenido, extraído de toda su gran enciclopedia. Los listados de consejos, pasos, recetas, etc. se visibilizan cada más desde el buscador. ¿Qué hacer? Si Google quiere listados, toma listados dentro de nuestros artículos. Así, aumentaremos las posibilidades de aparecer en primera página.

Listado – 6 pasos para posicionar tu página en Google, aunque seas el ‘pez pequeño’:

  1. Revisa que tu web tenga una velocidad de carga adecuada, sea adaptable a todos los dispositivos, contenga palabras clave que definan tu producto, y controla que no tengas ninguna página enlazada a ella, que no se cargue y dé error. Además, ¿tus imágenes están optimizadas…?

  2. Define cuáles son tus territorios de contenido. ¿Qué va a buscar tu cliente potencial en Google? De esos temas, cuáles tienen una baja competencia y un volumen de búsquedas grande. Que no te dé miedo apostar por las palabras clave ‘long tail’ con un volumen de búsqueda menor, tus artículos estarán más dirigidos a la búsqueda real del usuario.

  3. Planifica a corto plazo en tu aplicación de gestión las palabras clave de cada semana. Recuerda no repetir ninguna, pues competirás contigo mismo.

  4. Crea contenido de manera constante. Si estás empezando, publica un artículo cada día. Más vale tener muchos artículos de 300 palabras, que sólo unos pocos de 1.500 palabras.

  5. Define también una estrategia de ‘linkbuilding’ o enlazado interno. Los artículos que necesites posicionar en primera página, dales ‘fuerza’ poniendo un link hacia ellos desde otros artículos con mejor posición.

  6. Mantén monitorizados todos los artículos que compiten por cada una de tus palabras clave. Establecer medidas de corrección y mantenimiento en tu estrategia de SEO es vital para ir haciendo correcciones en el territorio de contenido, en los enlazados internos y en el tiempo de indexado de nuestros artículos, por ejemplo.

Una buena estrategia de posicionamiento orgánico requiere su tiempo y también su dinero. Supone un menor coste que las campañas de SEM en un plan a largo plazo, pues el CTR (Click Through Rate) suele ser menor en campañas pagadas. El 77% de los clics se realiza en los tres primeros resultados naturales (CTR en SEO), según searchenginewatch.com.

Nosotros, en Sinnaps, durante los primeros meses, publicábamos todos los días un artículo orientado a SEO. En un año, nuestro tráfico orgánico superó el medio millón de visitas al mes. Aún nos consideramos una startup, pero podemos decir que hemos superado en muchas palabras clave a rivales con varias rondas de financiación ‘en sus cajones’. Y es que el secreto está en hacer buenos estudios de palabras clave, crear contenido de interés real para aumentar el CTR y reducir la tasa de rebote, ser constante en escribir y escribir.