¿Qué claves protagonizarán el futuro del sector de la publicidad?

Juan Luis Moreno, partner & CIO en The Valley

La publicidad se enfrenta a un cambio de paradigma. Una industria que está intentando salvarse y que se encuentra en plena revolución. Existen cuatro claves o macrotendencias que están transformando el mundo de la publicidad y protagonizarán el sector en el futuro: automatización, inmediatez, distribución y el reto de ofrecer experiencias disruptivas, además de la seguridad, privacidad y ética.

Así se expuso durante la jornada de presentación del informe sobre tecnologías disruptivas “Rethink Advertising: la experiencia disruptiva con las marcas” celebrada en The Place, el espacio de innovación de The Valley, en colaboración con Exterior Plus. Este encuentro sirvió de escaparate para las nuevas soluciones y herramientas tecnológicas del sector de la publicidad que se encuentra en plena metamorfosis.

Según se explicó durante el evento, la revolución del sector dibuja el futuro de la publicidad en cuatro factores principales: más realidad aumentada, inteligencia artificial, data streaming y gaming. Los nuevos hábitos y motivación de los consumidores buscan experiencias innovadoras, relevantes y sorprendentes.

Esto ha hecho que las empresas tengan que impactar en los usuarios a través de diferentes soportes publicitarios como dependientes virtuales con chatbot integrado, escaparates interactivos táctiles, experiencias sensoriales, mesas táctiles interactivas que ofrecen información sobre las campañas que se ven en la TV o entornos de exterior digitalizados que permitan dar “like”.

Durante la jornada, Juan Luis Moreno, partner & CIO en The Valley, presentó el informe “Rethink Advertising”, y detalló las cuatro macrotendencias que están transformando el sector:

La automatización revoluciona la forma de crear y anunciar la publicidad

Las diversas herramientas y plataformas para la automatización de los procesos publicitarios aparecen gracias a la inteligencia artificial que permiten crear anuncios de vídeo de forma automatizada en una cantidad de tiempo mínima. Asimismo, aparece la automatización de la compra de espacios publicitarios digitales cuya diversidad de formatos y canales digitales permite elegir cuál es el mejor medio para llegar a los potenciales clientes. Algunas herramientas que conocemos son los desktop, podcasts o Connected TV que ofrece posibilidades de segmentación y precisión que ofrece publicidad programática.

Inmediatez

El impacto debe ser de forma inmediata y en tiempo real. Para ello, existen nuevos formatos publicitarios interactivos como los chatbots que resuelven un 64% de los problemas complejos del cliente. También, aparece el uso de “avatares“ para poner rostro al diálogo que hace un cliente con la marca.

Las experiencias innovadoras y disruptivas venden

Realidad aumentada, realidad virtual, hologramas o la recreación de personajes públicos muertos aparecen gracias al avance del 5G. Esto permite distribuir diferentes experiencias en formato 3D, el ecommerce cuenta con la tecnología de hologramas para ofrecer una experience de producto innovadora, realidad aumentada en móviles, realidad extendida que permite crear contenidos de realidad aumentada, mixta y virtual, y la búsqueda de experiencias innovadoras en el entorno digital como conciertos, fiestas o reuniones.

Las plataformas streaming y gaming

Estas plataformas crecen como canales de publicidad digital para llegar a nuevas generaciones como los millennials o centennials con contenidos creativos. Nuevas comunidades vinculadas al juego, los NFTs (Non Fungible Tokens) y la publicidad en audio son las estrategias de las marcas para llegar al “real time“.

La seguridad, privacidad y la ética están jugando un papel importante en el sector de la publicidad. Los datos o adtech tendrán que tener un componente humano donde los desarrolladores de publicidad como las cookies van a tener que pedir permiso a los terceros para fines publicitarios.

El reto es “hacer magia para conseguir el objetivo final en tiempo mínimo“, afirmó Moreno. La búsqueda de mejores anuncios, buscando la ética, donde la calidad sea más protagonista que la cantidad.