Jaime Ozores: “Las personas son el activo más valioso que tiene una empresa”

Jaime Ozores, headhunter y socio director de Odgers Berndtson

La habilidad de gestionar efectivamente al equipo radica en el talento, la formación y la colaboración. Asimismo, las habilidades directivas que están bien desarrolladas hacen a las empresas exitosas. Las personas son el activo más valioso que tiene una empresa y las fundamentales para la consecución de los objetivos.

La base de toda estructura, en relación a cualquier empresa, es contar con un directivo competente, habilidoso y con talento. Las empresas con mayores rendimientos son aquellas que ponen el talento de las personas en el centro de sus estrategias. Jaime Ozores, headhunter y socio director de Odgers Berndtson, participó en la webinar, Nuevos valores y competencias de los directivos en la época post coronavirus”, para la sede de CEF.- UDIMA en Colombia.

Los últimos meses han estado “bañados” de noticias sobre la COVID-19, confinamiento o enfermos, pero poco se habla de la manera de afrontar la cotidianeidad post-coronavirus. Es necesario acentuar el planteamiento de nuevas estrategias, necesarias para la gestión y el manejo de la nueva situación, así como, generar valores diferenciales y destacar entre la competencia.

Las competencias profesionales de los directivos de una empresa resultan clave a la hora de construir la propuesta de valor de negocio. Hay una necesidad de adquirir competencias y habilidades más allá de la formación desde la era de la tecnología.

Atracción y retención del talento como eje estratégico prioritario

La habilidad de gestionar efectivamente al equipo radica en el talento, la formación y la colaboración. Asimismo, las habilidades directivas, que están bien desarrolladas, hacen a las empresas exitosas. Por ello, las personas son el activo más valioso que tiene una empresa y las fundamentales para la consecución de los objetivos.

Ante este nuevo cambio de paradigma absoluto, tanto en España como en Colombia y el resto del mundo, la prioridad radica en la atracción y retención del talento como eje estratégico para la aceleración de procesos. Por lo tanto, “dirigir bien a las personas es una necesidad valiosa”, subraya Ozores. Un periodo de recuperación por sectores y adaptación, como objetivo, tras el desconfinamiento.

Otro factor primordial, en la estrategia de la compañía, es la diversidad enfocada a la inclusión y potenciación de nuevos talentos, sin importar la edad, el sexo o el estado civil, dando igualdad de oportunidades, tanto al liderazgo femenino como al talento joven para posiciones de directivos y consejeros. 

Teletrabajo y transformación digital: la estrategia post-coronavirus

El mundo laboral comenzó a cambiar drásticamente a raíz de la pandemia de la COVID-19, entrando en una profunda transformación digital. El confinamiento alteró la forma de trabajar con el teletrabajo o las entrevistas realizadas de manera virtual. Los principales conductores y palancas son los avances tecnológicos, el cambio de expectativas y de realidad, la creación de nuevos modelos de negocios, así como, la aparición de modelos colaborativos, esencial para el multicanal.

En la crisis del 2008 hubo cambios continuos y convulsos, donde los sectores se tuvieron que adaptar. Actualmente, “la crisis es de tipo disruptiva, donde no es una época de cambio, sino un cambio de época”, afirma Ozores. “Disruption: a crisis of confidence”, el estudio realizado por Odgers Berndtson, señala unos resultados sorprendentes donde la gestión y la determinación son la clave esencial para las competencias directivas.

Coraje y determinación serán las dos principales competencias en la ‘guerra por el talento’, donde la capacidad de adaptación es esencial para conducir al crecimiento y éxito de la compañía, unido, a la anticipación y prevención de los riesgos ante la nueva crisis disruptiva.

La gran sorpresa del estudio realizado, según Ozores, es “que solo el 15% de las compañías se muestran confiados en sus actuales equipos directivos para liderar la nueva era postcoronavirus”, frente, “al 24% que se muestra preocupado o desconfiado ante la actual situación donde se dispara los índices de alerta para los clientes”, subraya.

Por ello, las tendencias del mercado para diferenciarse es confiar en sus líderes cuyos valores están alineados con la compañía, una mentalidad correcta para afrontar las decisiones ante el nuevo liderazgo, las skills necesarias para la gestión de equipos, el cambio y atraer y retener el mejor talento como pieza clave para las organizaciones.

Cuidar la presencia digital o la parte estética imprescindibles en la marca personal

La pandemia del coronavirus acentuó y puso en relieve la importancia de la constante actualización de nuestros conocimientos y experiencias. En un momento de transición de carrera importante, tener una estrategia de marca personal y digital selectiva se torna indispensable. Por ello, el cuidado de la presencia digital o la parte estética son imprescindibles para crear y desarrollar la propia marca personal.

Sólo un 38% de los empleos son reclutados por empresas headhunting, cuya fuente principal de su gran base de datos profesional para contactar y seducir los mandatos que se gestionan, son las redes sociales que transmiten la imagen personal, entre las que destacan, Linkdn, Twitter o Instagram, sin olvidar, YouTube, TikTok o Facebook.

Por consiguiente, los factores a tener en cuenta para crear una conexión con éxito en las entrevistas y conseguir un empleo en tener una gran “huella digital o presencia en redes sociales”, acompañado de concreción, claridad y to-the-point. Dicho de otro modo, la mejora continua define los nuevos valores y competencias para identificar el talento.

La conferencia de Jaime Ozores se enmarca en un ciclo de webinars convocadas por el Departamento de Relaciones Internacionales del Grupo Educativo CEF.- UDIMA, a cuyo frente se encuentra Fredy Araujo, conjuntamente con la sede en Colombia de la institución educativa, teniendo como gestor a Kevin Mahecha.