Un tercio de la startups las crean profesionales sénior

El ecosistema español se ha consolidado. Un 23% de las startups se ha hecho mayor y está en fase growth, un porcentaje elevado si se compara con el 20% del ejercicio anterior y que supone que los proyectos disponen ya de un producto validado, cuentan con clientes recurrentes y métricas positivas de mercado. Por otra parte, un tercio de las nuevas startups son creadas por emprendedores sénior.

Son dos de las conclusiones más destacadas del Mapa del Emprendimiento, presentado este miércoles en colaboración con el Ayuntamiento de Madrid y elaborado por Spain Startup- South Summit, gracias al análisis de las cerca de 1.720 startups extraídas de los 3.800 proyectos presentados a la Startup Competition, un 18% más que el año pasado y con una fuerte presencia internacional (64% procede de fuera de España y de más de 115 países diferentes).

Los datos extraídos de esta sexta edición del informe confirman la consolidación del ecosistema emprendedor, al registrarse un 54% de emprendedores en serie, es decir, que han creado dos o más startups. Mientras que los emprendedores de “nuevo cuño” (46%) traen ideas más frescas al ecosistema, los recurrentes demuestran que ya conocen el oficio de emprender, puesto que la probabilidad de fracaso del emprendedor que ha puesto en marcha más de tres proyectos es mucho más baja (16%) que la de aquel que sólo ha creado uno (45%).

Aunque el ecosistema emprendedor se consolida día a día en nuestro país, todavía tiene pendiente incrementar la presencia entre sus filas de otro tipo de talento: el femenino y el de los profesionales de más de 45 años. Un 34% de las startups españolas cuenta con, al menos, un fundador senior (mayor de 45 años) en su equipo, pero todavía queda trabajo por hacer para atraer este tipo de talento hacia el emprendimiento. Estos perfiles más seniors se inclinan, principalmente, por emprender en solitario (55%) y en proyectos de Insurtech, Robotics y Big Data.

Respecto a la diversidad de los equipos fundadores de las startups, el ‘gender gap’ se mantiene en la tendencia de años anteriores: la mayoría de los que deciden poner en marcha su propio proyecto siguen siendo hombres, sólo un 19% de mujeres en España toma la decisión de emprender (un porcentaje inferior al 22% de 2018).

A la hora de determinar la fórmula para emprender, ellas prefieren hacerlo solas (62%), mientras que los hombres se decantan, en mayor proporción, por contar con un socio; sólo un 26% decide emprender en solitario. Respecto a los sectores, también se observan diferencias por género: Health, Tercer Sector y Robotics son los preferidos entre las emprendedoras.

La fundadora de Spain Startup-South Summit, María Benjumea apunta que “la consolidación del ecosistema emprendedor es un hecho, lo muestran las cifras. Cada vez tenemos startups más veteranas y con un proyecto más consolidado, que buscan competir de igual a igual con los grandes de la economía. Una constante que sólo viene a demostrar el papel que juegan las startups como motor de innovación y disrupción, por lo que es vital apoyarlas y fomentar el emprendimiento por el bien de todos como país”.

El retrato robot del emprendedor español se mantiene estable durante los últimos años: hombre (81%), con una edad media de 34 años y estudios universitarios (92%). Emprender es una opción deseada para un 63% de los emprendedores y no una opción desesperada para obtener un trabajo (sólo un 1%).

En este ecosistema en crecimiento están entrando con mucha fuerza las industrias relacionadas con Healthcare, Inteligencia Artificial y Proptech, se mantienen con un histórico consolidado las relacionadas con Turismo, Fintech e Insurtech, y pierden pulso las enfocadas en Marketing, Fashion y Blockchain.

A medida que las startups cumplen años también se amplía el tipo de cliente al que se dirige. Si al principio están más enfocadas al B2B y sólo se dirigen a un usuario corporativo, a medida que soplan velas abren su negocio a otros posibles clientes. También van reduciendo sus fuentes de ingresos (suscripción, freemium, licencia…), así el 41% de las startups en fase growth afirma seguir sólo un modelo.

Otro de los datos a resaltar de este Mapa del Emprendimiento tiene que ver con la contratación. Este 2019, un 58% de las startups planea ampliar sus equipos profesionales. Cuanto más desarrollada está la startup, más potencia su equipo profesional, hasta diez veces más que las que se encuentran en fases más iniciales.

Luis Miguel Belda
Director de Comunicación en la Universidad a Distancia de Madrid (UDIMA) y Redactor jefe en TodoStartups