Zaaz Bicimensajería: una startup para la movilidad ecológica y sostenible en Cuba

Lisa del Prado, en primer término en la imagen

Para Lisa del Prado montar bicicleta es un hobbie que ahora convierte en una startup para la movilidad ecológica y sostenible en Cuba. Se trata de Zaaz Bicimensajería, un servicio “personalizado, flexible, con facilidades de pago y la confianza de los bicimensajeros”, así lo describe. 

Ella utilizaba su bicicleta para entregar los pedidos de Mi Rinconcito-su emprendimiento de taller de arte y reciclaje creativo-a raíz de los problemas vinculados a la falta de transporte, y luego, la reducción de movilidad debido a la pandemia. Y entonces, si lo hacía, se preguntó por qué no crear una comunidad de bicimensajeros que auxiliara a negocios y ciudadanos.

Con esta emprendedora cubana conversó TodoStartups.

¿Por qué un servicio de mensajería?

En realidad, es un servicio de bicimensajería, utilizando como medio de transporte la bicicleta. Antes de la pandemia el transporte ya era difícil en La Habana y con las restricciones de movilidad el servicio de transporte público quedó paralizado.   

 

En Cuba se hace cada más difícil que los negocios o las personas transporten de un lugar a otro mercancías, o cualquier paquete que deseen enviar o recibir. Yo como amante de la bicicleta y de todo lo que implica el uso de ella como alternativa para una movilidad sana y sostenible, pensé en este servicio de utilizando este medio.

¿Qué solución presenta?

Poder transportar cualquier tipo de mercancía mientras sea legal a cualquier lugar de La Habana, y sea empleado tanto por los negocios locales como por los ciudadanos. Desde el punto de vista social, es una solución importante y es justamente la sostenibilidad de este tipo de proyecto que viene dada por el uso de la bicicleta como medio de transporte ecológico que no contamina al medio ambiente: no esparce gases, disminuye la huella de carbono y contribuye a tener un ambiente más saludable en cuanto al aire que respiramos.

¿Cómo descubriste esta oportunidad?

Nunca pensé como un negocio en sí mismo, realmente se me ocurrió como una idea para solucionar el problema de la transportación de llevar los encargos de mi propio negocio Mi Rinconcito hacia los clientes. 

En las comunidades de bicicleteros de Telegram se comentó en algún momento el tema de las entregas y planteé la propuesta de hacer un proyecto bicimensajería, muchos me dieron ideas y específicamente con el con el nombre, me ayudó Yasser de Citykleta y de ahí surge la idea.

A los bicicleteros que estaban también en estas comunidades les pareció muy buena la propuesta. Recopilé ciertas informaciones para hacerlo más profesional, en ello me demoré unos cuantos meses, tratando de escoger personas que tuvieran credibilidad, profesionales, hasta cierto punto porque hay muchos de ellos que no los conozco, pero hasta ahora han sido magníficos, y gracias a ellos hemos expandido la comunidad. Hemos tenido clientes de ellos mismos que han seguido al proyecto con el fin de que este se desarrolle.

¿Cuáles son las principales características y ventajas? ¿Cómo es el equipo de trabajo?

Es un proyecto que ofrece servicios de bicimensajería ecológica y sostenible y que ofrece fundamentalmente para emprendimientos (empresas) y además a todos los ciudadanos que deseen transportar un paquete. 

Dentro de los servicios tenemos dos tipos de envios: los exprés -esos que necesitas en el momento-, y por reserva, -los que solicitas para un día y una hora específica y se la dan los datos del bicimensajero.

Es un proyecto que genera empleos para las personas que de no hacer eso mismo ahora, no tendrían trabajo, por ejemplo. Muchos tienen su bicicleta y no tienen más nada que hacer y tienen la oportunidad de ganar algún porciento económico para aportar en sus casas y hacer menos difícil la situación provocada por el COVID-19. 

Para los bicimensajeros lo más importante no es ganar dinero sino la visibilidad de la bicicleta como medio de transporte, más allá de los beneficios no solo para la salud sino para la sociedad, pues ayuda, además, a evitar estancamientos en las carreteras.  

El equipo es pequeño por parte de la gestión. Queremos centrarnos en La habana, no tenemos bicimensajeros de todos los municipios que es algo que queremos. La mayoría son de Playa, Habana Vieja o Cerro, pero municipios alejados como Cotorro, San Miguel y Habana del Este, son difíciles de llegar, por eso el objetivo es tener al menos dos y expandirnos por toda Cuba. 

Muchas mujeres están interesadas en formar parte y además mujeres que son madres. Somos un proyecto inclusivo, con un enfoque de género bastante pronunciado. Yo como mujer a cargo de este proyecto y las bicimensajeras que han estado enfocadas en querer desarrollar este tema. Una de ellas es de San Miguel y ha dicho “no importa la lejanía, yo voy a donde sea”.

¿Cuáles son las estrategias de posicionamiento del emprendimiento?

Llevamos unos meses de funcionamiento, a pesar de no tener muchos seguidores se ha desarrollado una red de promoción de boca a boca, que funciona muy bien y que nos da mucha alegría, pues la mayoría de las recomendaciones son de personas que tienen sus propios emprendimientos.

¿Cómo se protege a los bicimensajeros?

Como ciclistas con experiencia que son todos, ellos conocen los deberes y derechos que tienen en la vía; y ellos mismos tienen sus aditamentos para protegerse en la vía, como cascos, guantillas, pomos de agua para hidratarse, chalecos nocturnos, y demás. 

En estos momentos, en los que además hay que cuidarse por la COVID-19, hacemos hincapié en que deben protegerse el doble y proteger a los clientes, adoptando las medidas de protección establecidas para la fase en la que estamos ahora mismo en la capital. El uso del nasobuco es imprescindible, así como la limpieza de las manos con desinfectante al recoger la mercancía y al entregarla, manteniendo siempre la distancia de un metro y medio.

¿Puedes conversar sobre Mi Rinconcito?

 

Es un taller de arte y reciclaje creativo nos especializamos en ofrecer productos estéticos y lúdicos, que más allá de ser meramente utilitarios, o decorativos, lo que propician son experiencias a lo individual y colectivo, para un público bastante amplio que prefiere productos de alta calidad estética y calidad de manera general, confeccionados a mano. 

Es un proyecto de reciclaje creativo que lleva ya alrededor de cinco años y en el mercado alrededor de dos. Los principales resultados han sido muchísimos nos hemos logado posicionar dentro de la comunidad emprendedora de La Habana y ser referencia para otros proyectos menores con el tema del reciclaje creativo. Hemos vinculado al proyecto la bicimensajería, pues sin ese servicio a domicilio de entregas estuviéramos parados en medio del confinamiento.

Hemos contribuido al tema del reciclaje de materiales que se consideran como basura, de darles una segunda oportunidad a esos materiales. Es como mi hijo, es un proyecto que me da mucha alegría, le pongo mucho empeño. Somos dos personas en el equipo y con este pequeño equipo hemos logrado muchísimo.