4 inversiones que puedes hacer en tu startup con un préstamo online

El emprendimiento, y los proyectos más tecnológicos en concreto, suelen requerir una importante inversión de tiempo o dinero, si no ambos, en diversos aspectos legales y estructurales. Aquí te damos 4 ideas en las que es común invertir cuando se inicia un proyecto empresarial.

Estatutos de la empresa

Dependiendo del número de socios, la complejidad de los estatutos puede crecer bastante. Cuando hablamos de startups en España, nos referimos a empresas tecnológicas que en principio tienen un gran potencial de crecimiento, aunque luego la realidad pueda imponerse para bien o para mal.

Si se estima que la empresa crecerá, conviene invertir en un profesional que redacte unos estatutos claros y justos con los que todos los socios iniciales estén de acuerdo, ya que luego solventarán muchos posibles problemas relacionados con entradas y salidas de socios en la empresa, herencia de las participaciones, etc.

Darse a conocer

De nada vale tener una idea fantástica y un producto increíble si los compradores no lo conocen. La promoción inicial de las startups es dura, porque puede no generar resultados en el más corto plazo y los recursos financieros suelen ser necesarios para terminar de desarrollar el producto, la infraestructura del negocio o el canal de ventas. Las posibilidades son amplísimas, desde los medios de comunicación tradicionales, hasta los medios online pasando por un buen equipo comercial que visite a los clientes.

Política de privacidad, aviso legal y contratos

Los documentos legales siempre son susceptibles de que el emprendedor busque lo fácil  y acuda a modelos estandarizados. Sin embargo, las condiciones que se ofrecen al consumidor y las exigencias de privacidad cada vez son más exigentes desde el punto de vista legal y puede merecer la pena acudir a un experto para hacer las cosas bien desde el principio y evitarse tener que hacer grandes modificaciones después, especialmente en lo que se refiere al funcionamiento del marketing y la web. Si la empresa se dirige a otros negocios, es probable que también haya que invertir en un modelo de contrato con el que trabajar.

Registro de marcas y patentes

Inversión necesaria si se prevé una fuente de ventaja competitiva en la propia marca o la tecnología de los productos, lo cual al menos en lo que se refiere al nombre de la marca, es más que probable. También conviene reservar la URL con el nombre del negocio.

SEO

Es muy probable que los buscados de la web vayan a ser una de las fuentes de nuevos clientes, por lo que la inversión en SEO desde el principio suele ser recomendable para todo tipo de empresa, pero en especial para aquellas relacionadas con aspectos tecnológicos, en los que el escaparate del local no tenga mucho que decir.

Estas cuatro inversiones son probablemente aconsejables en la mayoría de los casos. Por supuesto, cada emprendedor debe tomar sus decisiones en función de la realidad  de sus posibilidades y su proyecto. Si necesitas financiación para alguna de ellas o cualquier otro asunto relacionado con el negocio, es recomendable que antes de lanzarte a solicitarla, hagas una comparación a través de algún comparador financiero de préstamos online como Matchbanker.