“Informalidad y pobreza laboral” podrían complicar el desarrollo en Latam, según la OIT

Rate this post

“Informalidad y pobreza laboral” podría complicar el panorama laboral de acuerdo con la Organización Internacional de Trabajo, ya que, si bien se ha llegado a niveles de prepandemia, son varios los factores que pueden contrarrestar para que no haya un desarrollo absoluto.

Claudia Coenjaerts, Directora Regional de la OIT para América Latina y el Caribe, destacó para Martes Financiero que “la creación de empleo formal será clave para enfrentar un escenario de menor dinamismo económico y pérdida del poder adquisitivo”.

Agregó que “la recuperación de las tasas regionales es una noticia positiva después del impacto devastador que tuvo la COVID-19 y que ello conllevó a una mayor informalidad y un aumento en el número de trabajadores pobres, se están configurando como grandes desafíos para los mercados de trabajo de América Latina y el Caribe en 2022″.

En el pasado mayo, se detalló que entre “un 70% de los empleos generados entre 2020 y 2021 en LATAM son informales” ha conllevado a que “la estrecha vinculación entre informalidad laboral, bajos ingresos y desigualdad se ha hecho aún más evidente en este contexto”, una situación que se agrava en contexto de pandemia y crisis, pues alrededor de 26 millones de personas en la región perdieron sus puestos de trabajo durante 2020”.

Según Martes Financiero, “en 10 de 14 países con datos la tasa de ocupación en el primer trimestre de 2022 aún no había recuperado los valores registrados en igual período de 2019. Por otra parte, solo en 3 de los 14 países la tasa de participación económica en el primer trimestre de 2022 había recuperado los niveles del primer trimestre de 2019”.

A propósito “otro factor de preocupación es la alta inflación , que tiene impactos significativos en los mercados laborales. Los precios comenzaron incrementarse en 2021, pero están sometidos a presiones alcistas por los efectos de la guerra que impactan la disponibilidad de alimentos y de energía, entre otros factores, y esto afecta directamente el nivel de los ingresos laborales reales”.

Roxana Maurizio, una de las autoras del reporte, destacó que “que 1 de cada 2 personas ocupadas están en condiciones de informalidad en la región. Son trabajos inestables, en general con bajos ingresos, sin protección ni derechos laborales”, lo cual conlleva a que “la pérdida de poder adquisitivo de los ingresos laborales es lo que da origen al llamado ´fenómeno del trabajador pobre´ que significa que las personas pueden vivir en situación de pobreza aun teniendo un empleo, incluso un empleo formal”.

Una de las formas por las que se combate paulatinamente en LATAM el empleo informal es mediante la búsqueda activa de empleo formal y la preparación de habilidades y competencias profesionales efectivas para su desarrollo.

Uno de los objetivos de la Universidad UDIMA es ofrecer una formación permanente para todas las personas, ya que la educación es clave para lograr el cambio. Entre las formaciones destacan, la Maestría Oficial en Marketing Digital y Redes Sociales que es “un programa oficial más innovador del mercado, puesto que ha sido lanzado en el año 2018 para adaptarse a las nuevas necesidades que han surgido en la digitalización de las empresas”.

Esta Maestría tiene un doble objetivo: por un lado, facilitar el dominio de los fundamentos del marketing digital que sean aplicables, mediante una estrategia adecuada para lograr los distintos objetivos, en función del punto del proceso de toma de decisiones en el que se encuentre el cliente; por otro lado, enseñar a utilizar las herramientas y canales de manera profunda, proporcionando conocimientos técnicos que permitan al alumno trabajar los canales digitales con solvencia en un departamento de marketing o en una agencia.