La actitud del autónomo puede ser el valor diferencial para lograr el éxito

La actitud del autónomo puede ser el valor diferencial para lograr el éxito

El autónomo se ha de reinventar cada día, sin olvidar producir en cada momento. El “no tener” garantías de futuro, te obliga a asegurarte el presente, que en definitiva, es la manera más eficaz de garantizarte el futuro. La actitud del autónomo puede ser el valor diferencial para llegar al horizonte marcado.

Un autónomo es un empresario, un innovador, un trabajador, un responsable y a veces un irresponsable que busca un camino profesional bajo su propio criterio. El autónomo en España carece quizás, de las oportunidades que pueden darse para los trabajadores por cuenta propia en otros países de nuestro entorno. Es por ello que el valor que se demuestra a la hora de emprender como autónomo tiene que ser considerado con mayor relevancia.

Lo importante en el mundo del emprendedor son dos factores fundamentales; la ideas y la puesta en marcha. Muchas veces una no lleva de la mano a la otra, o ni tan siquiera concurren en el mismo perfil profesional. Una combinación de ambas en el perfil del autónomo será la manera más eficaz  para lograr nuestro propósito: crecer.

Las oportunidades pueden detectarse en una necesidad existente o una solución ante una situación novedosa. No todo lo que se innova es productivo. Hay que saber aplicar esa idea a una situación real y ante un mercado existente que nos garantice la viabilidad del negocio. Sin olvidar, por supuesto, las garantías y oportunidades que la administración ofrece a la hora de que un autónomo se pueda desgravar.

En Ciencia se habla del trabajo de campo para detectar las irregularidades del ecosistema que nos rodea y así definirlo, y encontrar con ello sus particularidades. En el terreno empresarial sucede exactamente lo mismo. La observación es fundamental en la consecución del objetivo.

No temas las modificaciones sobre los planes preestablecidos, adecuarse al mercado es simplemente asentarse, unir tus criterios iniciales a las necesidades reales del sector.

La actitud como autónomo, con adecuada constancia, empeño, defensa de nuestro producto o servicio, tarde o temprano, reflejará un resultado, que si no es ideado, puede ser el más cercano hacia nuestro próximo éxito.

Director de comunicación, especialista en estrategias y operaciones. Me dedico a asesorar a autónomos y pequeños empresarios en Asesores Low Cost, intentando resolver necesidades, potenciar aptitudes y marcar el camino del éxito de quién lo necesite