3 ventajas de la externalización de procesos en el año 2015

3 ventajas de la externalización de procesos en el año 2015

La externalización de procesos es cada vez una práctica más demandada. Aunque el outsourcing nació en el sector secundario, de la mano de la industria aeronáutica y del automóvil, en la actualidad se ha trasladado a diversos sectores.

Una de las tendencias más curiosas que estamos viendo en los últimos años es que, mientras la tendencia en la década pasada para ahorrar costes era el offshoring, en la que las empresas se llevaban sus call centers y centros tecnológicos a otros países donde la mano de obra era más barata, en la actualidad estos centros están volviendo a España de la mano de las empresas de outsourcing y externalización de servicios. El ahorro, el aumento de la competitividad y la búsqueda de la excelencia son las tres ventajas principales de hacer este cambio:

  1. Sin duda, el ahorro de costes es la clave fundamental. Si no fuera más económico ninguna empresa habría optado por cambiar el offshoring por el outsourcing. Además, la externalización de servicios permite realizarla con un mayor número de actividades que las típicas del offshoring, ya que se pueden realizar desde el mismo ámbito geográfico. Por ello, cada vez más empresas externalizan todo tipo de procesos desde los ya mencionados al reparto de mercancía, la digitalización y custodia de documentos, el desarrollo de software, el cobro de deuda, etc… Una de las ventajas es que los costes fijos se transforman en variables y depende en cada momento de las necesidades de la empresa al no tener trabajadores en plantilla dedicados a esta actividad.
  2. Esto supone una mejora en la competitividad al poder ofrecer servicios y productos con un menor gasto y poder centrarse en lo que mejor sabemos hacer. Se incrementa la eficiencia y evitamos tener que gastar tiempo y personal en la supervisión de actividades auxiliares, así como conseguimos una mayor tranquilidad en los plazos de entrega de los trabajos externalizados. Igualmente, nos permite asumir nuevos retos en las necesidades planteadas por los clientes y mejorar lo que ofrecemos en todo momento. También nos permite centrarnos en lo que destacamos y, de esta manera, lograr ser mejores que la competencia.
  3. Por ello, la externalización de procesos es una firme aliada de la consecución de la excelencia. No solo porque nos permita centrarnos en lo que mejor hacemos y que se convierte en nuestra carta de identidad sino que también favorece que otros expertos de igual categoría se encarguen de esos aspectos en los que no estamos especializados. Lograremos tener a los mejores desarrolladores de software, documentalistas, gestores de comunidades en internet, telefonistas, diseñadores, informáticos o lo que sea que necesitemos. Nosotros decidiremos qué queremos y por cuánto tiempo y siempre podremos rescindir la relación sin ningún inconveniente si no nos supone una mejora en nuestra búsqueda de la excelencia.

La unión de ahorro, competitividad y excelencia es la gran ventaja de externalizar procesos en nuestras empresas durante este año 2015 y unirnos a la tendencia que está triunfando en todas las grandes empresas, según destacan desde TKS Outsourcing, favoreciendo el crecimiento económico de las mismas y la mejora en los servicios ofrecidos.