Crowdsourcing y su impacto en la optimización del punto de venta

Crowdsourcing y su impacto en la optimización del punto de venta

Si vemos a alguien tomando fotos a la sección de las pizzas en un supermercado, posiblemente pensemos que quiera compartir su próxima cena en Instagram, o quizás que quiera mandar las fotos a un amigo para decidir qué pizza escoger. O no, también puede ser que esté colaborando dentro de una comunidad crowdsourcing, y esté obteniendo datos significativos para la misma.

El crowdsourcing  -realización de tareas de forma colaborativa- es una iniciativa aún no extendida en España, y que permite controlar la “inteligencia colectiva” para un fin: el de poder compilar gran variedad de propuestas de alta calidad por parte de la comunidad. El primer autor en acuñar el término fue Jeff Howe, y lo definía como la “ externalización por parte de una empresa o institución, de una función realizada por un empleado, a un grupo indefinido y grande de personas, mediante una convocatoria abierta”.

Ya hay empresas que han visto gracias a éste método un nicho de mercado, como es el caso de POSpulse, la startup con su sede principal en Berlín, que surgió con el fin de cubrir un hueco significativo dentro del sector de estudios de mercado usando el crowdsourcing.

En un momento altamente competitivo en el que operamos, obtener datos objetivos, y medibles se ha convertido en una necesidad imprescindible para las grandes marcas y cadenas de retailers, es por ello, que POSpulse , ha creado un concepto innovador: ha desarrollado una app, ShopScout, con la cual consumidores reales alrededor de toda la geografía Europea, responden a cualquier cuestión que las grandes marcas requieran y toman fotos desde el punto de venta. Como resultado, esta información es analizada con la finalidad de proporcionar información transparente a las empresas sobre su producto en el punto de venta.

Gracias al método crowdsourcing, las grandes marcas pueden comprobar que una promoción se está ejecutando tal como se había planificado en todos los puntos de venta, incluso en los más aislados, pueden analizar la visibilidad de marca en los mismos, pueden obtener un constante y rápido feedback de su público objetivo y generar constantemente ideas innovadoras o comprobar la presencia del producto en el supermercado.

Pero el crowdsourcing, no solo ayuda a empresas, también a cualquier persona dispuesta a tener ingresos extras con un trabajo fácil y alternativo. Todo aquel que posea un smartphone puede ser parte de su “crowd”. Tan solo tendrá que descargarse la aplicación y elegir la misión que desea realizar, todas ellas remuneradas. La aplicación ya dispone de más de 150.000 “Scouts” en toda Europa y la misma se ha convertido en un medio ideal para poder disponer de un dinero extra mientras haces la compra o obtener un minijobs si eres estudiante.

Obtener “insights” en tiempo real sobre la visibilidad de sus productos y marca y la eficiencia de sus campañas de marketing representan una decisión fundamental para tomar decisiones estratégicas y necesarias a tiempo. Por este motivo, ya hay muchas empresas que han dejado estas decisiones en mano “de los ojos” de sus potenciales consumidores.

Con esta solución, grandes marcas han llegado a mejorar la ejecución de los puntos de venta en un 50%.