España escala en el ranking de competitividad mundial y accede al puesto 37

España escala en el ranking de competitividad mundial y accede al puesto 37

La economía española ha escalado dos puestos en el ranking de competitividad mundial en un año y ha accedido al puesto 37. Así se refleja en el informe World Competitivenes Yearbook que ha elaborado el Institute for Management Development en el que colabora la CEOE.

En este estudio se aborda la dimensión política, social y cultural de la competitividad, además de la estrictamente económica.

Si se comparan las cifras aportadas por este informe con las publicadas en 2014 se puede observar que la posición de España mejora en resultados económicos y en eficiencia del sector público, pero empeora en eficiencia empresarial y en infraestructuras, las cuatro grandes áreas a partir de las cuales se analiza la competitividad de los países participantes.

En cuanto a los retos a los que se tiene que enfrentar el país para mejorar en esta área serían el desarrollo de unas administraciones públicas más efectivas y eficientes, el impulso de la internacionalización y el sector industrial, el implemento de nuevas medidas para crear empleo y la mejora de la competitividad para reducir la deuda exterior y atajar el déficit de tarifa, sin olvidar el asegurar la oferta de energía a un precio competitivo.

Este informe también destaca que los aspectos en los que más se ha avanzado en el último año son el crecimiento real del PIB per cápita, crédito, estabilidad del tipo de cambio, fiscalidad de las personas, días para iniciar un negocio y legislación del desempleo.