Evaluemos lo que pasó

Evaluemos lo que pasó

Mis queridos amigos, estamos a solo un par de días para despedir el primer semestre de este año 2015; y como buen Contador Auditor es imposible no utilizar un lenguaje técnico para hablar de este tema. Las empresas realizan periódicamente estados financieros o balances registrando y analizando sus ingresos y gastos para finalmente definir el resultado del periodo. Algunas lo realizan de manera mensual y trimestral, pero lo habitual es anualmente. Como emprendedores debemos tener el hábito de controlar y evaluar cada cierto tiempo los resultados de nuestros proyectos, metas, etc. Dicho de una manera simple, comparar lo esperado con lo real.

En nuestra vida, de manera consciente o no, realizamos periódicamente ejercicios similares y, por lo general, es en nuestro cumpleaños o año nuevo cuando iniciamos nuevas etapas o desafíos; del mismo modo que una empresa, sin importar su tamaño o actividad, esperamos que el resultado en nuestra vida reflejen una utilidad importante, o dicho de otro modo, que nuestros ingresos sean significativamente mayores que los gastos.

Al evaluar lo que ha ocurrido este primer semestre del año en curso, alguno con júbilo podrá decir que ha cumplido todas sus metas y que sus logros muestran un resultado positivo, o bien la tranquilidad de que va bien encaminado al éxito. Por otro lado habrá quienes dirán que el resultado ha sido negativo.

Me gusta pensar que no existen resultados negativos, sino más bien que aún quedan cosas por terminar y otras que podemos hacer mejor. Hay un Himno SUD que dice lo siguiente: “Otro año más queda ya atrás; evaluemos lo que pasó. ¿Puedo mejorar, puedo progresar este año que ya comenzó?…” (Himnos, 142). Es mi invitación a evaluar lo que pasó por que siempre hay algo que mejorar, siempre hay un progreso que alcanzar en este segundo semestre que ya comienza…

¿Cómo se mide el éxito en la vida? A mi entender, simplemente por el cumplimiento de las metas, propósitos, objetivos, etc. que nos hayamos trazado. Deja el pasado atrás, y concéntrate en el hoy y construyamos un mañana glorioso. Supera tus miedos y alcanza tus metas. Solo depende de ti.