Los cinco ingredientes principales para convertirse en un buen YouTuber

Mariana Hernández, jefa de estrategia de YouTube España, durante su charla, titulada “Lo que podemos aprender de la Comunidad de YouTube” en Campus Madrid. |FOTOGRAFÍAS: Marta Peiro

El surgimiento y desarrollo de Internet ha cambiado tanto nuestro modo de vida que no solo ha propiciado la creación de aplicaciones y dispositivos, sino que también ha facilitado el surgimiento de nuevas profesiones, inimaginables hasta hace relativamente poco. Los YouTubers son un ejemplo, y pertenecen al mundo de los llamados influencers (personas que sirven de ejemplo y referencia a otras personas, influenciándolas para hacer ciertas cosas). Sin embargo, convertirse en uno de ellos no es tan fácil como conocer bien los recursos de la red.

Así lo explicó este jueves Mariana Hernández, Jefa de Estrategia de YouTube en España, en la charla “Lo que todos podemos aprender de la comunidad de YouTube”, en el marco de la serie Campus Presents en Campus Madrid. En un entretenido discurso en el que alternó información y vídeos de YouTubers como LuzuVlogs, la experta en la materia explicó “cómo YouTube ha formado comunidad a través del YouTuber como emprendedor, de sus principios como startup”.

Los YouTubers, como se conoce a aquellas personas que se convierten en personajes famosos gracias al contenido que suben a dicha red social, podrían ser considerados, para Hernández, emprendedores. Más allá de desarrollar vídeos, dijo, “están creando marcas que compiten contra las marcas comerciales normales”.

Este concepto se conoce como pivotar y hace referencia a “mantener la visión, cambiar la estrategia”, afirmó la jefa de estrategia de la compañía. Es decir, los YouTubers, para crecer y consolidarse, cambian su estrategia y modos de hacer y presentar sus contenidos siendo fieles siempre a su propia esencia.

Hernández, a la izquierda, con un vídeo del YouTuber LuzuVlogs en la pantalla.

Pivotar es, explicó Hernández, uno de los cinco principios del “movimiento YouTuber”, junto al de la necesidad real, el timing, el entusiasmo y la ligereza combinada con agilidad. Estos principios, además, guardan una gran carga psicológica.

A la hora de subir un contenido en la web, los creadores deben “encontrar ese espacio donde se puede innovar”, buscar una “necesidad del mercado”. Se trata, dijo Hernández, de la “evolución de algo que ha sido importante para los humanos pero que se hace importante en el momento presente”. Dicha necesidad brinda a los profesionales una oportunidad de expresarse con un producto que “puede partir del mismo concepto pero ir modificándose”, añadió.

En definitiva, en la red social se puede “ver cómo la necesidad se transforma y manifiesta con una estrategia de negocio”. Según la experta, estos productos se consumen debido a la “necesidad del ser humano de aprender”. En especial, resulta sorprendente, admitió, la cantidad de videotutoriales que existen. Sin embargo, puntualizó Hernández, lo realmente novedoso y el punto clave que afecta a esta necesidad es “la accesibilidad, lo directo, gratuito, diverso y específico” de YouTube, la novedosa forma de consumir y saciar el deseo de consumir datos. Así, dijo, “en YouTube se puede ver una absoluta granularidad de nichos, las cosas más freaks que pueden existir están ahí”.

A la hora de elaborar un contenido, los YouTubers “entienden a las personas por sus pasiones y afinidades”, ya que el ser humano desea “ser reconocido por sus diferencias. Tenemos un montón de matices”, especificó. Para dar con estos gustos y conectar con el público, los creadores hacen uso de la tecnología.

La experta sorprende al público con un vídeo de una versión austriaca del ‘hit’ “Despacito”.

Por otra parte, un YouTuber ha de atenerse al timing, “llegar a tiempo”. Es decir, crear contenido en el momento adecuado para que el usuario pueda contextualizarlo, entenderlo y disfrutarlo debidamente. Así, se debe poseer, dijo Hernández, la “capacidad de ser oportuno”.

En este sentido entra en escena el perfil del growth hacker, que atiende a la importancia de “entender que el diseño de una idea no solo tiene que ver con el esfuerzo y el trabajo, sino también con tener la visión y el entendimiento para encontrar el espacio en el momento adecuado”, argumentó la experta.

Este oportunismo debe ir acompañado, también, de entusiasmo, entendido como una “pasión dirigida” a crear y vender un producto en el que confíen y empleen sus habilidades. Los creadores deben tener “pasión por una visión, por un compromiso, desde una parte de formación y trabajo pero también creer que algo es posible y enfocar los recursos personales y emocionales”, aseguró Hernández. Dicha pasión se relaciona, actualmente, con el “compromiso por causas sociales”. Cuenta de ello dan aquellos YouTubers que intentan aprovechar su popularidad para hacer crecer causas solidarias.

Por último, la jefa de estrategia de YouTube en nuestro país habló de poseer “ligereza combinada con agilidad”. Con ello, Hernández se refería a ser lo suficientemente ágil y astuto como para “poder equivocarse, temprano, y tener una capacidad de probar sin gastar mucho dinero y sin que ello implique un fracaso, sino un método de aprendizaje, de crecimiento”. Así, un YouTuber debe animarse a “experimentar con control” y “equivocarse rápido”, de manera que pueda analizar sus errores y corregirlos para poder mantener su audiencia.

Dejar respuesta