Cómo y dónde buscar inversores para mi proyecto

Como buscar inversoresLos inversores o business angels son parte importante de tu proyecto. Hoy analizamos cómo y dónde puedes buscar inversores para impulsar tu proyecto emprendedor.

Y es que una de las principales dificultades de un emprendedor es llegar a conseguir la financiación, esa ayuda económica que le ayuda a que su negocio despegue y que, por consiguiente, sus sueños despeguen.

Pero actualmente existen muchas opciones para conseguir financiación, desde los familiares y amigos que habitualmente invierten en una idea y tu potencial, hasta inversores privados y, por supuesto, los créditos bancarios.

Aquí te ofrecemos cuáles son las fuentes de financiación más comunes entre los emprendedores y cuáles son las ventajas y las desventajas de cada una de ellas.

Family and Friends

La familia y los amigos son los principales inversores en una startup cuando se pone a andar de la mano de un emprendedor. Se les conoce como la triple F (FFF-Family-Friends-Fools), añadiendo una tercera figura llamada Fools que son aquellos que quieren invertir incluso si la relación personal con el emprendedor no es tan directa. La positivo de este tipo de financiación es que a pesar de que invierten lo que pueden, lo hace con fe ciega y casi siempre a fondo perdido. La desventaja es precisamente que la cantidad que suelen aportar es pequeña, por lo que hace falta una inyección de capital adicional procedente de otras fuentes.

Préstamos bancarios

Otro de las fuentes de financiación más utilizada por los emprendedores es el banco, a través de préstamos o créditos, ahora bien, está destinado a aquellos proyectos con un alto nivel de preparación y muy pensados, con un proyecto de negocio bien planeado en donde se deben contemplar objetivos realistas a corto y medio plazo así como un plan de solvencia. La ventaja de este tipo de financiación es que se puede obtener rápidamente y lo negativo es que hay que saber con mucho detalle el objetivo de ese dinero para poder explicárselo a la directiva de la entidad financiera.

Crowdfunding

El emprendedor solicita financiación a un colectivo de crowdfunding, normalmente a través de Internet, y los interesados invierten una cantidad determinada dentro de un ranking. Actualmente existen muchas plataformas de crowdfunding y muchas startups han utilizado este método de financiación para hacerlas despegar. Los inversores reciben, a cambio, una compensación por su aportación, ya sea a través de material o publicitando su vinculación al proyecto. De hecho, muchas compañías con un producto en su fase beta y que buscan financiación para su lanzamiento al mercado han optado por esta solución, pidiendo a los inversores pagar por adelantado el producto y, cuando se haya fabricado en cadena, lo recibirán en casa. Sería como una compra online anticipada. La desventaja de esta opción es que se trata de una financiación discontinua que no se puede planificar por adelantado.

Business angels

Otra de las opciones de financiación es acudir a un business angel, un inversor que cree en un producto o servicio de una startup y les ayuda a echar a andar. Esta figura de inversor no es sólo el que aporta el capital para la startup, sino que actúa también como mentor, ayudando al emprendedor con su agenda de contactos, su experiencia y, claro, su capital. La desventaja de este tipo de financiación es que, a veces, este business angel puede llegar a intervenir demasiado en la gestión de la startup.

Concursos, premios y aceleradoras

Muchas grandes empresas han decidido invertir en startups, pero lo han hecho a través de premios y concursos que les ayudan a captar talento sobre determinados productos que les podrían interesar, recompensando a los emprendedores con un premio en metálico o con la posibilidad de acceder a sus aceleradoras. Los emprendedores tienen, por tanto, la oportunidad de participar en estos concursos y, si ganan, conseguir un premio en metálico, aunque las condiciones de ese premio variarán en función de cada empresa organizadora. Las aceleradoras de startups son también una buena opción, ya que suelen seleccionar a un grupo de startups para que entren a formar parte de su programa, que incluye formación, mentorización, contacto con inversores y, en el caso de que sea considerada la mejor, una posible financiación en metálico. La desventaja de estas opciones es que las condiciones de la inversión variarán en función de cada entidad organizadora.

Subvenciones públicas

Ayuntamientos, gobiernos autonómicos y estatales están lanzando, cada vez más, subvenciones y ayudas dirigidas exclusivamente a emprendedores, que están destinadas a la puesta en marcha de la empresa, a pagar la seguridad social de los autónomos o emprendedores involucrados en la misma o a costear los gastos de alquiler, reformas o digitalización de la actividad. Las cantidades suelen variar dependiendo de la autoridad convocante, pero como se trata de una convocatoria pública, todo el mundo puede acceder y habitualmente no es necesario su reembolso, salvo en determinadas ocasiones. El principal problema de este tipo de financiación es que suele ser lenta y hay que estar muy atento a las publicaciones en los boletines oficiales.

Te recordamos, que en TodoStartups también puedes encontrar las claves sobre cómo convencer a un inversor a la hora de presentar tu proyecto.