¿Cómo influye el deporte en la vida de un empresario, y viceversa?

Hace un tiempo corrí una carrera de relevos de 76 kilómetros, el Trail des Grands Ducs, en el macizo de Chartreuse, cerca de Grenoble. Fueron 15 horas de esfuerzo junto a mi amigo Antoine Durieux y eso da tiempo para pensar.

Tras esta experiencia me pregunté cómo había influido practicar deporte, concretamente deportes de resistencia, en mi forma de hacer las cosas como empresario los primeros días de Toucan Toco. Y al revés: ¿cómo me influye mi empresa en la forma en que corro?

Toucan Toco tiene ya más de 3 años. Por aquel entonces corrí 80 kilómetros en el valle de Chamoix. Eran 20 horas de esfuerzo, por lo que estaba bien entrenado.

Pero ha habido otras ocasiones en las que he tenido el sentimiento contrario al practicar deporte: si había entrenado menos, me sentía más débil físicamente. En esos momentos, si aplicaba los mismos fundamentos que utilizo a diario en mi vida profesional, era capaz de terminar las carreras.

Estos son los principios fundamentales para triunfar en el deporte y la vida profesional:

Paso a paso

Durante los primeros meses de vida de Toucan Toco me di cuenta de que practicar deportes de resistencia estaba siendo esencial a la hora de poner en marcha la empresa junto a Charles Miglietti.

En las carreras sabemos en qué distancia estamos al comenzar cada etapa y cuánto nos queda, por lo que podemos ir haciendo una cuenta atrás. Pero no lo hacemos. Lo que hacemos es fijarnos 2 ó 3 etapas intermedias a lo largo del trayecto para el próximo ‘repostaje’. Así también podemos mirar la hora y ver si mantenemos el ritmo correcto, entre otras cosas.

En el mundo empresarial sucede lo mismo: hacemos una aproximación general sobre qué pasará el próximo año, o los próximos cinco años, qué tamaño podremos tener. Sin embargo, igual de importantes son los pasos pequeños, los intermedios, puesto que serán los que nos permitirán alcanzar el destino final.

No olvidar recargar combustible

Los segundos de descanso a la hora de recargar pilas en una carrera son muy valiosos: comemos, bebemos, hacemos balance del grado de dolor y el estado de cansancio, compartimos anécdotas… Son unos momentos esenciales, pese a que quizá no lo vean así los primeros de la carrera, que pueden decidir erróneamente no descansar 5 minutos y continuar, porque no sienten esa necesidad en ese momento.

En el caso profesional, estos descansos son los días festivos, los puentes o los afterworks, que nos ayudan a mantener el ritmo y evitan el agotamiento.

Lo verdaderamente interesante es el camino

La carrera del Camino de los Grandes Duques tiene un mismo principio y final, como muchos otros trails: Saint Hilaire du Touvet, en Chartreuse. Son carreras que merecen la pena, por lo que cada uno aprende de sí mismo durante el trayecto, entre punto de partida y de llegada. Es lo que le da sentido a la carrera.

De igual forma, el objetivo del empresario no puede quedarse en conseguir éxito, riqueza o reconocimiento, porque son cosas inciertas. En mi caso, desde que comenzamos con Toucan Toco, he sentido la energía de estar haciendo algo útil y funcional; ese es el sentido.

Cada uno a su propio ritmo

La forma en que cada uno pisa las piedras, la frecuencia en hacerlo y la extensión de los pasos son cosas totalmente personales y únicas. Al compartir una carrera con otras personas, unas hablarán para apoyar a otras durante su mayor momento de debilidad; todo es cuestión de compensaciones, porque compartir un mismo ritmo fijado es a veces difícil.

Cuando se inicia una empresa sucede igual: no existe un ritmo común para todos, pero hay que ajustar parámetros como la intensidad, la regularidad o la velocidad total. Cuando se pasa de una a más personas, somos nosotros los que debemos encontrar un ritmo lo suficientemente rápido como para llegar a tiempo, pero sin perder a nadie en el camino.

¿Mi conclusión final? Que si quieres emprender, comiences a hacer deporte; mi recomendación personal son los deportes de resistencia, ya que te darán la energía y los principios necesarios para iniciar y dirigir un negocio. Algunos ejemplos en París son correr en Buttes Chaumont o Fontainebleau, hacer esquí de fondo en el Jura, esquí de travesía en Los Alpes o nadar.

El autor de este artículo, Kilian Bazin, es Data Story Teller and Co-founder of Toucan Toco, empresa especializada en la visualización y análisis de los datos.