Entrevista a Iván Asegurado, socio fundador de Cucutoys

Entrevista a Iván Asegurado, socio fundador de Cucutoys

¿Cómo se te ocurrió la idea para poner en marcha tu empresa?

Según mi experiencia hay dos tipos de emprendedores. Por un lado los que sienten la necesidad de trabajar en un proyecto propio y ya no quieren trabajar para otra persona. Y por otro, los que tienen muy clara una idea o proyecto desde hace tiempo y deciden convertirla en realidad. Me gustaría decir que soy de los segundos pero lo cierto es soy de los primeros. Tanto mi socio Gonzalo como yo descubrimos en un momento dado de nuestras carreras profesionales que era el momento de un cambio de tercio y de hacer algo que realmente nos gustara.

 

¿Con qué apoyo personal y profesional contaste?

A muchos organismos públicos y administraciones se les llena la boca hablando de apoyo y ayudas al emprendedor pero en el caso particular de Cucutoys el apoyo obtenido a nivel institucional ha sido nulo.

A nivel personal es otro cantar. Tanto mi socio como yo hemos tenido muchos apoyos de nuestra familia y entorno cercano. Y sobre todo nos hemos apoyado mucho el uno en el otro. Emprender no es siempre un camino fácil. Cuando uno pierde energía, es el otro el que coge impulso y tira del carro.

 

¿Con qué capital inicial contaste?

Teníamos muy claro que no queríamos endeudarnos con esta aventura, por eso hemos tirado de nuestros ahorros para sacar adelante el proyecto. Otra cosa que tenemos clara es que no queremos renunciar al control de la idea y del proyecto, por lo que preferimos renunciar a la financiación externa. Sabemos bien lo que queremos ser y no vamos a prescindir de nuestra identidad por el factor económico.

 

Cifras interesantes en tu negocio

Hemos crecido en un 300% en cuanto al número de seguidores del blog y el número de clientes en el último trimestre. Dada la estacionalidad de nuestro producto de cabecera, que básicamente se compra en navidad y en primavera, estamos más que satisfechos con nuestro ritmo de crecimiento. Nuestra tasa de conversión de clientes está en 2,36% y ya se va acercando a las tasas de conversión óptimas en comercio electrónico, que suelen situarse en torno al 3%.

 

¿Hiciste un plan de empresa o te formaste de alguna forma?

En su momento hicimos varios planes de empresa para mirar la viabilidad del proyecto. Como no existía un único modelo que se adaptará a lo que buscábamos, cogimos de aquí y de allá para crear un plan de empresa propio. Eso sí, cada vez tenemos más claro que lo ideal es tirar de un plan de empresa muy esquemático y flexible. En muchos casos a la media hora de abrir un negocio te das cuenta de que el plan de empresa ya no vale.

 

¿Qué fue lo que más te costó al arrancar tu proyecto?

Dos cosas. La primera fue atreverse a dar el gran paso. Lanzarse a emprender es un salto nada fácil que da bastante vértigo. La segunda es elegir el nicho en el que vas a ubicarte. Tienes que hacer acopio de tus experiencias personales para tener claro que es lo que más te gusta y donde tu aportación puede ser más valiosa.

 

¿Qué tecnología usáis para vuestro portal? ¿y para comunicaros con vuestros clientes?

Desde el principio hemos optado por los llamados Open Sources, recursos gratuitos que creamos y mejoramos entre todos en base al espíritu colaborativo del software libre. Su filosofía es muy acorde con la identidad de Cucutoys y con nuestro modo de ver las cosas.

En cuanto a la comunicación con nuestros clientes buscamos tener abiertos todos los canales posibles porque realmente estamos muy interesados en todo lo que ellos y ellas nos puedan decir. Chat, teléfono, mail, redes sociales, ellos y ellas deciden cual es la forma de contacto más cómoda y oportuna.

 

Si volvieras a empezar, ¿cambiarías algo?

Desde luego, cambiaríamos un montón de cosas porque hemos aprendido mucho en estos pocos meses. Si volviera atrás me centraría en áreas que considero vitales y no volcaría tanto esfuerzo en otras que, desde mi perspectiva de hoy, no lo son. Me focalizaría en tener un punto de partida mínimamente presentable y me lanzaría al mercado cuanto antes.

 

Reflexiones y recomendaciones a emprendedores

Pierde el miedo y lánzate para testar tu proyecto en cuanto puedas. Prueba y escucha a tu público, ellos y ellas tienen la clave.