La inversión en foodtech supera los 17.000 millones en 2020

La industria Foodtech está creciendo a una Tasa Compuesta Anual (CAGR) del 42% a pesar de la pandemia. No parece conocer ninguna crisis ya que los niveles de inversión han alcanzado una cifra récord en 2020, superior a los 17 millones de euros. Esta es la conclusión del estudio “The State of Global FoodTech Report”, un informe elaborado por Talent Gardenen colaboración con Accenture, Unilever y Var Group.

El informe, analiza a nivel global uno de los sectores más interesantes y dinámicos del mundo de la innovación y la tecnología, destaca la importancia de las colaboraciones entre corporaciones y startups, y muestra el paisaje de la inversión que está revolucionando el sistema alimentario mundial.

Según el informe, el ecosistema global de FoodTech recoge a 5.300 organizaciones que operan en el sector. Desde 2010, ha registrado inversiones por más de 65 mil millones de euros, con una CAGR del 43% en los últimos 5 años y, a pesar de la pandemia, con unos niveles de inversión que esperan superar la cifra récord de 17 mil millones de euros en 2020.

En los últimos 5 años, impulsado por su impacto positivo y la creciente conciencia de los problemas que enfrenta nuestro sistema alimentario, el sector FoodTech ha pasado de ser una tendencia emergente a una de las áreas más desarrolladas en el mundo de las startups, lo cual se confirma con el número no solo de nuevas empresas, sino también de inversores y actores del sector, que crecen de manera exponencial.

Algunas cifras que atestiguan el interés estratégico en el futuro de esta industria: más de 240 aceleradores y ecosistemas, más de 3.260 gestoras de Capital Riesgo e inversores institucionales, 980 Business Angels y más de 260 corporaciones y Capital Riesgo Corporativo que operan e invierten en el sector.

La distribución geográfica del Foodtech: Estados Unidos es el país líder en número de startups y nivel de inversión, pero Europa y Asia se están acercando.

Geográficamente, mientras que Estados Unidos es el líder tanto en número de nuevas empresas (más de 1.300) como del nivel de inversión, Europa y ahora Asia se están acercando a los mismos niveles de forma rápida. Silicon Valley, Londres e Israel, con más de 1.000 startups centradas en AgriFoodTech, atraen más del 30% de las inversiones globales, pero están empezando a surgir otros escenarios como Singapur, París o Berlín.

Categorías líderes en FoodTech: Agtech y Food Delivery están a la cabeza. También hay un crecimiento interesante en el sector de proteínas alternativas y alimentos y bebidas de próxima generación.

Entre las categorías de FoodTech, AgTech, que incluye los servicios y tecnologías enfocados a aumentar la eficiencia y la sostenibilidad de la agricultura, es sin lugar a dudas la más poblada en número de empresas (más de 1.500), y se trata de un mercado más “maduro”.

Sin embargo, en cuanto a la financiación, el sector de Food Delivery ha atraído más del 48% de las inversiones totales (31.500 millones de euros), principalmente impulsado por una serie de los conocidos “unicornios” como Delivery Hero (+4,200 millones de euros recaudados) o Deliveroo (1.300 millones de euros) y Doordash ha alcanzado un valor de 50.000 millones de dólares, la cuarta salida a bolsa más alta de todos los tiempos.

Alimentos y bebidas de próxima generación, que incluyen todos los ingredientes alternativos como carne de origen vegetal, productos a base de insectos, productos a base de hongos, alimentos y bebidas funcionales, así como sustitutos de comidas, siguen el ejemplo (6.200 millones de euros recaudados en 2020) debido a la tasa de crecimiento exponencial del sector de proteínas alternativas, que registró más de 2.400 millones de euros en el último año, creciendo a una tasa exponencial de +81% CAGR desde 2018.

Colaboración empresa-startup: la clave del éxito de la industria.

La colaboración entre empresas y startups ha evolucionado mucho en los últimos años desde relaciones puramente financieras hasta que más corporaciones ven a las startups como socios estratégicos, como sucede dentro de Talent Garden. Ambas partes destacan constantemente que las razones más importantes para la colaboración no son ganancias financieras, sino aprender algo nuevo, mejorar la eficiencia y resolver problemas comerciales centrales (Unilever Foundry).

El panorama actual de la industria nos muestra que vivimos en el clima perfecto para una colaboración exitosa con el 46% de las startups que no han trabajado con empresas que probablemente lo harán en el futuro (Unilever Foundry). La disrupción continua en los mercados y las cadenas de suministro globales como resultado de la pandemia COVID-19 solo ha confirmado la necesidad de un ecosistema de apoyo para la innovación y la colaboración.

Las startups llevan ventaja en la necesidad de agilidad para pivotar rápidamente, ya que las tendencias del mercado y del consumidor se adaptan a la situación actual, operando sin las capas de burocracia que enfrentan las corporaciones. Por lo tanto, la colaboración con ellas puede ayudar a las corporaciones a responder al mercado sin ejecutar cambios fundamentales en su negocio principal, respaldado por el hecho de que el 80% de las empresas creen que las startups pueden tener un impacto positivo en su enfoque de la innovación. (Unilever Foundry)