Las startups con apoyo de EIT Health levantan 24,8 millones en el tercer trimestre

Las startups españolas centradas en salud están de enhorabuena. De los 72,7 millones de euros que han obtenido las startups de salud que cuentan con el apoyo del Instituto Europeo de Innovación y Tecnología en Salud (EIT Health) en el tercer trimestre, 24,8 millones corresponden a entidades españolas. Por ello, España se sitúa a la cabeza de Europa en estas rondas de financiación por delante de potencias como Alemania o Francia. 

EIT Health es una extensa red de innovadores en la salud, respaldada por la Unión Europea. Su ambición es conseguir que los ciudadanos europeos vivan más y en mejores condiciones. El objetivo prioritario, por ende, es hacer crecer a los negocios para crear productos y servicios que hagan progresar al sector sanitario a nivel europeo, al mismo tiempo que fortalecen el sistema económico, según informa en un comunicado.

Por esa razón son tan importantes estas rondas de financiación, que son el primer paso para desarrollar nuevas soluciones que beneficien de forma directa al ciudadano europeo, subrayan. 

Estos resultados se producen tras la preocupación que la pandemia ha generado en todos los aspectos y después de la grave incidencia que ésta ha tenido en el mundo empresarial, especialmente en las inversiones. Siendo conocedora del riesgo para las empresas especialmente jóvenes, EIT Health inyectó 5.5 millones de euros en mayo de 2020 en once empresas europeas de nueva creación para aliviar la conmoción financiera que supuso la llegada de la COVID-19. 

“Es alentador ver que el emprendimiento en salud en España sale fortalecido de la pandemia y empieza a despuntar a nivel europeo. En el informe que realizamos el año pasado sobre el camino a la innovación detectamos que era importante incrementar la confianza de los inversores en el sector salud. Desde EIT Health trabajamos para favorecer esta confianza y ofrecemos programas de desarrollo para las ‘start-ups’ más destacadas”, afirma Cristina Bescós, directora general de EIT Health Spain.

Un tercio del total de las startups de salud galardonadas con financiación en las distintas rondas de inversión son españolas, evidenciando un liderazgo que destaca por delante de potencias como Francia y Alemania, dos países que suelen aprovechar el clima del emprendimiento para favorecer su ecosistema empresarial. 

“Estos excelentes resultados demuestran, por un lado, hasta qué punto las startups seleccionadas por EIT Health ganan visibilidad y consiguen oportunidades gracias a formar parte de esta red única de innovadores en salud europea.  Por otro, ponen de manifiesto la calidad y competitividad de nuestras ‘start-ups’ en el panorama europeo e internacional”, concluye Bescós.  

Estas son las seis startups españolas que han conseguido mayor inversión:

  • ADmit Therapeutics (€3.3M): se trata de un spin-off del Instituto de Investigación Biomédica de Bellvitge (IDIBELL), centrada en el desarrollo y comercialización de una nueva tecnología para la detección precoz de la enfermedad del Alzheimer. 
  • Apta Targets (€5M): es una empresa biofarmaceútica dedicada al desarrollo de tratamientos innovadores basados en tecnología de aptámeros. 
  • Arthex Biotech (€4.3M): es un spin-off de la Universidad de Valencia que se encuentra desarrollando tratamientos avanzados de ARN contra las enfermedades genéticas. 
  • Genomcore (€3M): se trata de una compañía que proporciona un marco interoperable entre proveedores de diagnóstico, profesionales sanitarios y clientes finales permitiendo una medicina genómica asequible, responsable y de calidad. 
  • Methinks Software (€1.2M): usan Deep learning para analizar imágenes médicas. Además, las soluciones que Methinks proporciona van más allá del diagnóstico de una sola imagen, al centrarse en patologías clínicas específicas, Methinks crea herramientas que provocan resultados accionables, combinando diferentes imágenes y datos clínicos relevantes. 
  • QUIBIM (€8M): esta empresa aplica la IA y los modelos computacionales avanzados a las imágenes radiológicas para medir objetivamente los cambios producidos por una lesión o por un tratamiento farmacológico, ofreciendo información cuantitativa adicional al enfoque cualitativo de la radiología.