Las empresas de vales de comida insisten en su propuesta para aliviar el sector hostelero

Business owner calculating tax return working on budget and expenses

La creación del vale de comida digital para autónomos, junto con la recuperación de la exención de cotización a la seguridad social a las empresas para ofrecer este servicio a sus empleados, tendrían como resultado la creación de 24.000 puestos de trabajo, una facturación de más de 1.385 millones de euros y una recaudación para el estado de 525 millones de euros en España en tan solo un año, según un estudio de la Asociación Española de Empresas de Vales de Comida y Otros Servicios (AEEVCOS) elaborado por la consultora internacional Roland Berger.

Según cifras de Hostelería de España, se han destruido más de 300.000 puestos de trabajo solo este año, como consecuencia del impacto que ha tenido la crisis del coronavirus. Este tipo de medidas fiscales tendrían como resultado el estímulo del sector como consecuencia del aumento de la facturación y la creación de puestos de trabajo, según los datos de la asociación. No obstante, fueron rechazadas a finales de noviembre por el Congreso de los Diputados tras unas enmiendas presentadas a los Presupuestos Generales del Estado. 

AEEVCOS propone que los autónomos puedan tener acceso a un vale de comida exento de tributación, en lugar de tener que recurrir a la deducción fiscal actual, que en la práctica ha resultado ser un sistema muy complejo y con algunas trabas que provocan que pocos autónomos lo utilicen realmente.

Una exención fiscal a los gastos de manutención para los autónomos por la vía del vale de comidas, similar a la que tienen los trabajadores por cuenta ajena, generaría un aumento de la facturación de los restaurantes de menú del día de 927 millones de euros, una recaudación fiscal neta para el Estado de 417 millones de euros y la creación de 16.000 empleos, solamente durante el primer año, según el estudio de Roland Berger. 

Por su parte, recuperar la exención de cotización a la seguridad social de los vales de comida entregados por las empresas a sus empleados supondría la creación en el primer año de más de 8.000 empleos indefinidos, una facturación de 458 millones de euros y una recaudación para el estado de 108 millones de euros. En un contexto de 5 años llegaría a generar 24.000 empleos y una recaudación neta cercana a los 1.400 millones de euros, según el citado estudio.