Las startups piden al Gobierno que no se dañe la innovación con soluciones unilaterales de fiscalidad

La Asociación Española de Startups (AES) reiteró este martes su preocupación porque se plantee establecer una nueva tasa digital o impuesto a un solo sector por parte de algunos Gobiernos nacionales, como es el caso del español.

En un comunicado, AES explica que el pasado día 9 de octubre se conoció que la OCDE publicaba una propuesta para avanzar en la creación de nuevas normas fiscales internacionales para adaptar la fiscalidad a la Era digital. Dicha propuesta debería servir de base para culminar las negociaciones multilaterales que llevan produciéndose a nivel internacional con el objetivo de sentar las bases de nuevas reglas de fiscalidad internacional.

No obstante, AES señala que “nunca nos ha gustado la propuesta de crear una tasa digital, pero si tiene que hacerse, al menos que se haga de común acuerdo entre el mayor número de países posible, idealmente en el seno de la OCDE”, ha declarado Carlos Mateo, presidente de la Asociación Española de Startups.

En todo caso, desde la Asociación Española de Startups se pide al Gobierno español que module su posición en estas negociaciones para que tenga en cuenta el impacto negativo que tendría una nueva figura tributaria que sólo se dirija a un determinado sector. Existen ya diversos estudios que cuantifican estos impactos que, a juicio de AES, incidirían de manera negativa en los sectores más innovadores de la economía, pues tal y como se han planteado en Francia o España, la acabarían pagando los consumidores y las startups.

“Durante este año hemos visto con desazón cómo se producía una especie de carrera en la que el Gobierno español parecía querer ser el primer país en imponer una tasa digital. Nos parece un contrasentido hablar de impulsar la digitalización y el emprendimiento de las Startups por un lado, y al mismo tiempo diseñar una figura que automáticamente nos haría ser menos competitivos en el ámbito internacional”, ha añadido Carlos Mateo.

No obstante, desde la Asociación, se considera positivo que se acaben fijando reglas
internacionales que den una solución al problema de la fiscalidad para adaptar las normas al siglo XXI y que se permita tener también un escenario de estabilidad y que otorguen mayor certidumbre para poder seguir impulsando modelos de emprendimiento y de innovación en la economía digital.

Por ello, concluye el comunicado, “y dados los evidentes y rápidos avances de la OCDE, queremos reiterar la petición al Gobierno español para que abandone su pretensión de establecer dicha tasa digital en los términos que tenía previsto, y que espere a dicho consenso internacional para analizar esta posibilidad”.