¿Clientes fieles? Es posible

¿Clientes fieles? Es posible

El “engagement” es el término para designar el nivel de fidelidad y cercanía entre un negocio y sus clientes. Se trata más que de una teoría de una filosofía para hacer marketing en la era digital.

En este artículo vamos a repasar algunos de los principales factores para convertir a tus seguidores en clientes fieles que interactúen y creen un vínculo clave con tu marca.

Muchos negocios  trabajan bajo la premisa que una vez realizada la compra del producto o de un servicio el ciclo de ventas ha terminado. Cuando en realidad el proceso de “engagement” apenas acaba de comenzar, siendo que el desafío verdadero radica en establecer una relación a largo plazo con sus clientes.

Hasta este punto es necesario estar claros que para alcanzar el propósito de fidelidad por parte de los consumidores es vital desarrollar  un “programa de lealtad”, sin perder de vista que se trata de una filosofía que funciona de manera bidireccional del negocio hacia consumidor y del consumidor hacia el negocio.

Les comparto algunos tips:

1. Evita vender directamente tus productos o servicios, en vez de eso presentar el “valor” que aportan a la vida de tu cliente.

2. Entabla un diálogo con tus seguidores, los usuarios de las Redes Sociales esperan en promedio 1.5 a 2  horas para recibir retroalimentación a sus comentarios antes de perder el interés.

3. Comparte contenido útil e innovador todos los días, 80% propio, 10% de terceros, 10% de humor o tendencias.

4. Presenta los temas en diferentes tipos de formato, ya sea con imágenes, infografías, vídeos, ebooks, webinars, encuestas , etc.

5. Despierta el lado emotivo e inspira a tu audiencia. Apela a las a las experiencias.

6. Recompensa la fidelidad de tus clientes, con concursos, regalías, dinámicas, a través de las Redes Sociales

El principal objetivo es llevar a cabo estrategias que permitan mejorar esa relación marca-fan y establecer relaciones duraderas, humanas, basadas en la empatía y no en un proceso transaccional de compra y venta.

La realidad de todo lo dicho es que el “Engagement” en la era digital  “vale”  más y “cuesta” menos.

Sólo en la medida en que el consumidor ocupe el centro de la comunicación y se situé por encima de las marcas y las marcas cubran necesidades reales entonces sí y solo si se habrá alcanzado el status de ser una “marca amada”.

Sara Avilés
Especialista en Marketing Digital & eCommerce con enfoque en el sector Pyme y Startup