El 69% de las empresas introducen políticas de espacios de trabajo flexibles para retener el talento

El 69% de las empresas españolas han introducido políticas de espacios de trabajo flexibles para retener el talento. Estas medidas son percibidas como una nueva normalidad por el 74% de los españoles, mientras que el 70% de las empresas españolas que han introducido estas políticas afirma que su productividad ha aumentado un 21%, según señala la nueva edición del estudio global de IWG Group.

Los nuevos resultados sugieren que las empresas que no tienen una política de espacio de trabajo flexible corren el riesgo de perder a los mejores talentos. El estudio realizado por el principal proveedor de espacios de trabajo flexibles, IWG, afirma que el 83% de las personas encuestadas elegirían un trabajo que ofreciera trabajo flexible en lugar de uno que no lo hiciera, y casi un tercio (28%) de las personas valoran poder elegir su lugar de trabajo en lugar de un aumento en sus vacaciones, según un comunicado.

En vista de estos resultados, no es sorprendente que el 75% de los 15.000 encuestados de 80 países diferentes de todo el mundo crean que el trabajo flexible se ha convertido en la nueva norma, tal como reafirman también en España el 74% de las personas encuestadas.

Como resultado, en los últimos diez años, el 85% de las empresas a nivel global han introducido políticas de espacio de trabajo flexible, o están planeando adoptarlas. Los resultados señalan cómo los empleados han ganado un rol de mayor poder en cuanto a determinar qué implica la jornada laboral media.

Sin embargo, no todas las empresas han sido capaces de adoptar el concepto. El 60% de los encuestados afirma que el cambio de la cultura de la organización es el principal obstáculo para la aplicación de estas políticas de espacio de trabajo flexible, especialmente en las empresas de larga tradición. Más de un tercio (41%) afirma que el miedo a que el trabajo flexible pueda afectar a la cultura general de la empresa es el mayor obstáculo.

Los resultados muestran que el 71% de las empresas considera que ofrecer trabajo flexible le permite ampliar su base de talento. De hecho, el 77% de las empresas a nivel global y el 69% en el caso de España, se están adaptando para mejorar la retención del talento mediante la introducción del trabajo flexible. Desde el punto de vista del empleado, un tercio (32%) de los encuestados preferirían aplicar medidas de trabajo flexible por encima de tener un rol más reconocido en su empresa.

Tal vez esto se deba a que cada vez se presta más atención a la conciliación de la vida laboral y personal: se considera que el trabajo flexible mejora este equilibrio en un 78%. Los resultados también muestran que se considera que el espacio de trabajo flexible fomenta un ambiente de trabajo más inclusivo, con beneficios para los padres, los trabajadores mayores o las personas que sufren de estrés.

La flexibilidad no sólo hace que los trabajadores sean más felices y saludables, sino que también hace que el trabajo sea más productivo: el 85% de las empresas confirman que la productividad ha aumentado en su empresa gracias a una mayor flexibilidad. Es más, el 67% de los encuestados afirma que su productividad ha subido un 21% como resultado del trabajo flexible.

En España, la cifra sube a un 70% de las empresas afirmando que su productividad ha subido un 21% como resultado del trabajo flexible. Estas cifras tienen mayor peso si se tiene en cuenta que las Naciones Unidas declara que la disminución a nivel mundial de la productividad es una de las características más destacadas de la economía mundial en los últimos años.