El renting de vehículos cae un 46% hasta abril por el COVID-19

El renting de Turismos, Vehículos Industriales y Todoterrenos registró 55.664 operaciones en el primer cuatrimestre de 2020, lo que supuso una reducción del 46,5% respecto a igual periodo del año anterior, según las cifras facilitadas en un comunicado por la Asociación Española de Leasing y Renting (AELR).  

Desde el comienzo de la crisis sanitaria sin precedentes, la AELR trabaja como representantes de los intereses de las empresas que operan en España en el sector del arrendamiento financiero (Leasing), y del arrendamiento operativo (Renting), con las Administraciones Públicas, y, en especial, con la Dirección General de Tributos, para encontrar una fórmula óptima que ayude a los asociados con las caídas de las ventas en este sector. 

José Coronel de Palma y Martínez-Agulló, presidente de la AELR, afirma en el comunicado que “la crisis del coronavirus está afectando a la industria del automóvil igual que a otros sectores”. El renting de automoción está muy ligado a la venta de vehículos. Como ya estimaron al estallar la pandemia, la AELR y sus asociados esperan una pronta y paulatina recuperación del mercado en los próximos meses.

En cuanto a los datos del primer cuatrimestre, y por segmentos de mercado, Turismos decreció el 45,5%, hasta 46.347 operaciones firmadas. En el segmento de Furgonetas y Camiones Ligeros se suscribieron 7.039 contratos, con una reducción del 53,7% respecto a los mismos meses del año pasado. El renting sobre Camiones se redujo el 57,4%, con 190 financiaciones suscritas. En Todoterrenos, se firmaron 2.088 operaciones, el 37,2% menos respecto a igual periodo de 2019.  Las matriculaciones tanto en vehículos nuevos como de segundo mano, durante el mes de abril fueron un total de 6.844 cayendo el 95,4% respecto al mes de abril de 2019.

Los Asociados de la AELR, conforman casi la totalidad del sistema financiero español para el leasing y un número notable de las principales compañías de renting. Así, desde la Asociación han adoptado medidas que permiten al arrendatario superar la situación económica planteada a raíz del COVID-19, como diferimientos de pago, periodos de carencia de principal, alargar las operaciones, etcétera.

Según señala en el comunicado el presidente de la AELR, “nos estamos adaptando a las necesidades de cada cliente, y ayudarlos para que no se vean abocados a incurrir en situaciones de morosidad. Estas decididas soluciones se abordan, no solo con los medios puestos a disposición por las Administraciones Públicas -como las líneas de avales ICO-, sino también con los fondos propios de las empresas que conforman nuestra Asociación”.