TRIZ. Metodizando la innovación

Transformar el problema actual en una solución mediante técnicas heurísticas es posible.

TRIZ. Metodizando la innovación¿Cuál es el punto que tienen en común la mayoría de innovaciones?

Si se pudiera resolver esta pregunta, tendríamos delante de nosotros la llave para generar nuevos productos y servicios y garantizarnos, en gran parte, el éxito de antemano.

¿Podemos aprender creatividad e innovación?

Todo se puede aprender e incluso, como veremos, metodizar. El problema es el escaso interés que parece generar en centros y universidades que, en caso de introducir algún tema relacionado con creatividad, se centra generalmente en la teoría y muy poco en la práctica.

En 1946, el ingeniero ruso Genrich Altshuller, pensó que era posible encontrar una metodología para inventar y se dedicó a examinar y analizar una serie de patentes para encontrar un patrón común que pudiera explicar la manera de sistematizar la innovación.

Este estudio le llevó a encontrar diferentes principios comunes y a desarrollar su teoría conocida como TRIZ o la teoría para resolver problemas de inventiva (“Tieoriya Riesheniya Izobrietatielskij Zadach” ТРИЗ).

La metodología TRIZ propone analizar los problemas o conflictos siguiendo un método algorítmico basado en la conversión del problema específico a un problema modelo de solución conocida o con un modelo de solución, para, en este punto, volver a convertir la solución general a la solución del problema que se planteaba inicialmente.

Transformar el problema actual a un problema del cual se conoce la solución y esa solución transformarla en la solución del problema inicial. Una transformación en doble sentido.

Esta técnica algorítmica está íntimamente ligada con la heurística – o la capacidad de un individuo de encontrar una solución innovadora para él mismo, o para su puesto de trabajo, que consiga solucionar el problema planteado de forma innovadora – popularizada gracias a la publicación del libro del matemático húngaro George Pólya, Cómo resolverlo (How to solve it). En este caso, la aplicación de la teoría TRIZ sería muy similar a la técnica heurística de la variación del problema o a la del problema auxiliar.

La teoría para resolver problemas inventivos, dota a los técnicos de un sistema para mejorar la resolución de conflictos de una manera rápida y efectiva mediante la generación de ideas.

TRIZ es una teoría de generación de ideas vista desde el punto de vista técnico y analítico, encontrando patrones de semejanza entre muchas ideas nuevas y, de esta manera, generar un método para el resto de soluciones creativas que se quieran encontrar. Se basa en el pensamiento lateral y algorítmico de la heurística.

Sin embargo, existen muchas otras técnicas de generación de ideas y de estímulo de la creatividad, sea colectiva o personal.

Sea como sea, la creatividad y la innovación se pueden practicar y como hemos visto, incluso se pueden sistematizar, pero en todo ello, existe también un componente de suerte y muchas innovaciones han sido fruto de la serendipia o aquellos descubrimientos afortunados e inesperados que se producen cuando se está buscando otra cosa distinta.

En ocasiones, la creatividad nace de una inspiración momentánea, pero, si se estimula y se trabaja la generación de ideas, es seguro que estas llegarán, en palabras de Pablo Picasso:

“Creo en la inspiración, pero siempre que la inspiración se me presenta, me encuentra trabajando”