Sánchez apuesta por una economía digital e inclusiva basada en la cooperación con los emprendedores

El Presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante su discurso en el escenario Arena de South Summit 2018. |FOTOGRAFÍAS: Marta Peiro

Colaboración, cooperación e inclusión de género. Sobre esos tres conceptos giró el discurso con el que Pedro Sánchez clausuró la sexta edición de South Summit 2018, el evento de innovación y emprendimiento referente a nivel mundial que por tercer año consecutivo ha ocupado el espacio de La N@ve. Durante su intervención, el presidente del Gobierno agradeció el esfuerzo de los emprendedores y les animó a seguir contribuyendo a la economía digital, que consideró “la clave del futuro de nuestro país”.

Sánchez, que reconoció el “optimismo, inconformismo y espíritu crítico” de un sector que, dijo, “nos enseña a mirar al futuro desde la ventana de la innovación”, pidió “confianza y colaboración” a los emprendedores con las instituciones. Según aseguró, “todos creemos en el emprendimiento económico y social”. Por ello, insistió en la necesidad de “alcanzar acuerdos duraderos que exigen de consensos amplios, no solo entre partidos políticos sino también entre instituciones” para “juntos hacer de España un ejemplo, también, en startups”.

El líder de los socialistas apostó por una economía “inclusiva, que reivindique la igualdad de género, ecológica y tecnológica. Digital”. Para lograrla, se centró en la educación en primera instancia. Sánchez expresó la “voluntad clara” del Gobierno por “impulsar la Formación Profesional (FP) y las nuevas titulaciones de FPDual” y alabó la “magnífica enseñanza pública”. Esta, declaró, debe estar “en sintonía con quienes vais a transformar y quienes estáis modernizando España”.  Así, expresó, es necesario “conocer qué aptitudes y cualificaciones necesita nuestro país para que las ideas que nacen del talento se conviertan en una realidad”.

Durante su intervención, el político del PSOE anunció que su gobierno va a “impulsar una estrategia de nación emprendedora para que las startups tengan el apoyo que necesitan”. Para alcanzar dichos objetivos, explicó, se desarrollarán “un marco legal que reconozca las singularidades de las startups y su naturaleza jurídico-específica”, lo que incluye, puntualizó, “incentivos fiscales para la inversión en I+D+i”, y ventajas a las empresas que participen en proyectos y tecnologías startups. También, expuso, se realizarán mejoras para la “generación de una red conectada de aceleradoras, incubadoras, incrementando su número y mejorando la conectividad entre ellas mismas” y la infraestructura de emprendedores y startups en general.

El gobierno socialista, dijo el presidente, impulsará también la organización de “encuentros y foros nacionales e internacionales que permitan reforzar el contacto con inversores”. En dichos eventos, destacó un Sánchez comprometido con la “igualdad real”, se espera que aumente el número de mujeres “líderes” en sectores emprendedores. Esto forma parte de la intención socialista de “desarrollar, atraer y retener el talento de las mujeres”. Por ello, se pondrán en marcha programas “que potencien la contratación sin sesgos, la creación de entornos de trabajo diversos o el fomento de las vocaciones STEM entre las mujeres”.

En este sentido, Sánchez pidió al colectivo, al que consideró “la vanguardia de la España del futuro”, que “lidere” la lucha por la igualdad de género, subrayando que se ha producido “un crecimiento de 4 puntos en el umbral de emprendimiento femenino”. “Que vuestro sector no tolere que se perpetúen los roles de antaño, que no haya techos de cristal”, expresó.

Por último, el socialista manifestó que “debemos seguir avanzando en facilitar que todos los ciudadanos tengan acceso a una conectividad accesible y asequible, a una potente red de infraestructuras de telecomunicaciones”. Desde la que consideró “una buena posición de partida en el despliegue de conectividad fija y móvil”, Sánchez analizó que su ejecutivo está trabajando para que el “cien por cien de la ciudadanía” disponga de una cobertura de más de 30 megas y en reforzar el despliegue de redes de banda ancha fija ultrarrápida “en áreas rurales y remotas”. Así mismo, el líder socialista apostó porque España sea “un país pionero” en la implantación de la tecnología 5G para desarrollar tecnologías como la robótica, la realidad virtual, la Inteligencia Artificial, los coches conectados y las Smart Cities.