Volando, una startup que revoluciona el mercado de los anuncios clasificados en Cuba

Royler Marichal Carrazana es un emprendedor cubano que ve una oportunidad de negocio en cada esquina del país. Dice que hay muchos sectores poco explotados e inclusos vírgenes que, con el boom del acceso a Internet, está abriendo un abanico enorme de oportunidades.

Royler es el líder de Volando una startup que nació en noviembre de 2020 que pretende que tiene la “visión de revolucionar el mercado de los anuncios clasificados en Cuba”.

“Que no se vea en nosotros una cueva de ladrones revendiendo productos de primera necesidad, más una plataforma de oportunidades, beneficios y alegrías para todos”.

¿Qué solución presenta?

Creemos que este, aunque saturado y con grandes exponentes, carece de seguridad y flexibilidad para brindarle a los usuarios la mejor experiencia en el proceso de compra venta.

Nuestra propuesta en primer lugar le añade una capa de seguridad al proceso al hacer que detrás de cada anuncio se encuentre un perfil con una reputación ganada o no, en base a las valoraciones de la misma comunidad.

En segundo lugar, integramos un chat en la plataforma que facilita el proceso al brindarle al comprador las opciones necesarias para enviar ofertas al vendedor. En estas ofertas el vendedor puede variar el precio inicial del producto, seleccionar si puede recoger el producto o necesita que se lo envíen a su casa ya sea el mismo vendedor o una solución de envíos externa.

Además, es nuestro objetivo facilitar las búsquedas de productos geolocalizando según la dirección del usuario, para ello, segmentamos la mayoría de los procesos por municipios y hacemos uso de Google Maps para que el usuario pueda ver los productos de su municipio en el mapa. En este sentido, falta camino por recorrer, empezamos a ver los primeros resultados.

En cuarto y último lugar queremos hacer algo nuevo con las entregas a domicilio lo cual es muy fácil de decir, pero muy difícil organizar, programar e implementar, son muchas las variables que hay que despejar al pensar en un sistema de entregas a domicilios en Cuba. Por ejemplo, el riesgo de que el mensajero no entregue el producto, las devoluciones, los precios de envío, etc.

Para ello vamos a probar una solución que ya tenemos implementada; trata de un sistema de franquicias de Volando en los municipios. Suena un poco loco, lo sé, pero es la forma más rápida, segura y escalable que hemos encontrado.

Ideamos que, cuando un comprador está en el chat intercambiando con el vendedor acerca de un producto para hacer una oferta, sea de recogida o entrega a domicilio, si en dicho municipio, existe una franquicia de Volando (la que debe hacerse cargo de los envíos) se le habilitará al comprador la opción de pedir el producto con dicha agencia…

Si el vendedor acepta la oferta, automáticamente la franquicia recibe la orden en su interfaz y se lleva a cabo el proceso dándole la posibilidad a todos los participantes de conocer el estado del envío en todo momento.

De nuevo, hay muchas cosas que pulir en este sistema, hay riesgos inherentes, pero hasta ahora, a todos les encontramos posibles soluciones que ya estamos implementando. De otra forma, abrir una filial en cada municipio por nuestros propios esfuerzos nos tomaría años y mucho capital.

Además, la franquicia no solo ganará por los envíos, tenemos pensado que gane una comisión de los ingresos de Volando en dicho municipio por la compra de membresía y la promoción de productos. Esto motivará a dicha franquicia para hacer un trabajo de marketing local que nos facilitaría y ahorraría mucho dinero. Todos ganamos.

¿Cómo descubrieron la oportunidad?

La primera idea que tuve de Volando atacaba la necesidad de las entregas a domicilio principalmente de comida, sin embargo, el contexto de la COVID-19 me hizo difícil la implementación de esta idea y eventualmente me llevó a escalarla a lo que es hoy porque cada día son más los negocios particulares que cierran y nuestra primera propuesta solo les permitía publicar a ellos lo que era muy poco escalable y efectivo.

Pensando con una mente más abierta e inclusiva me di cuenta de las ventajas que la economía colaborativa pudiera traer a nuestro país donde ahora mismo el ahorro y la reutilización son vitales en todos los sentidos.

Sin embargo, más que la necesidad, me emociona pensar que me puedo comprar algo que no tengo, vendiendo otras cosas que ya no necesito. Cuando logremos formar una cultura que valore esta posibilidad habremos ganado.

¿Segunda mano solamente?

Por ahora sí, pero el futuro no nos pertenece, depende mucho de las políticas que se adopten en Cuba en cuanto al sector privado. Por ahora, con las ventas minoristas y mayoristas de primera mano totalmente bloqueadas, nos concentraremos en la segunda mano entre particulares que a su vez es muy inclusivo y versátil y nos abre mucho camino para andar.

¿Qué servicios ofrecen? ¿Tienen algún modelo de negocio o están en su búsqueda?

Creo que el modelo de negocios está bastante claro para nosotros. No queremos ser solamente un catálogo de productos, queremos ser una comunidad de personas motivadas por un mismo sentir, queremos convertirnos en la mejor plataforma de comercio electrónico en Cuba.

No cobramos ninguna comisión por el proceso de compra-venta, nuestro sistema de monetización está pensado para tres áreas específicas. En primer lugar, le ofrecemos al usuario la posibilidad de mejorar su membresía a pro o pro +, estas le habilitan mejoras como el límite de anuncios que puede publicar en un día, el tiempo de vida de los anuncios, el acceso a una personalización más avanzada de su perfil.

En segundo lugar, ofrecemos el servicio de promoción de anuncios para los usuarios que necesiten vender más rápido haciendo que su anuncio aparezca en las primeras posiciones de los catálogos y, en tercer lugar, cobraremos comisiones por cada envío que realicen nuestras franquicias en las compras ventas locales.

No es nuestro objetivo monetizar desde un primer momento, tenemos características premium abiertas para todos los usuarios en este momento, aunque no tengan ninguna membresía profesional.

No puedo dejar de mencionar nuestro sistema de subastas, creo que es único en Cuba y por eso nos emociona mucho. El usuario podrá identificar a la hora de subir el artículo si desea subastarlo, solo debe escoger hasta que día y hora estará abierta la subasta. Para los compradores el sistema le da la oportunidad de pujar en tiempo real con otros interesados por un producto.

Al no contar con una pasarela de pago automatizada que funcione en Cuba se nos hace más difícil el funcionamiento, pero como cubanos al fin, encontramos la forma de hacerlo. Creo que a nuestros usuarios le va a encantar.

¿Cómo ha sido la aceptación de la app?

Estamos muy contentos por todos los comentarios recibidos de nuestros usuarios. A penas damos nuestros primeros pasos, pero ya hay gente motivada y que está usando la web app.

¿Está centrada solo en la capital, o aceptan de otras provincias?

Volando es nacional y, con el sistema de franquicias creo que será esporádico y aleatorio su implementación en los diferentes municipios. Sin embargo, en La Habana donde está la mayoría del equipo será donde iremos probando todas las características que tenemos listas en desarrollo y en papel aún ya que obviamente es el mercado más propicio para eso en Cuba. Pero oriente no se quedará atrás, de hecho, vivo en Granma.

¿Piensan en la integración con plataformas de pagos como Transfermóvil, Enzona o Qvapay?

Definitivamente es una de nuestras prioridades, ya estamos en proceso de implementación de QvaPay y una solución propia para criptomonedas y tenemos en la mira Tropipay.

Las pasarelas estatales-EnZona y Transfermóvil- es el sueño en este contexto porque nos haría todo más fácil, pero para ello debemos estar legalizados, no hay de otra. Por tanto, esperamos ansiosamente las nuevas legislaciones que se esperan en este mes para hacerlo.

Estaremos abiertos a la integración de cualquier otra solución que los cubanos puedan utilizar.

¿Quiénes forman parte del equipo?

El equipo es muy pequeño en número en este momento, en La Habana se encuentra la directora de marketing y nuestro director creativo, acá, en Granma, estamos mi esposa y yo que juntos formamos un equipo tremendo.

Tengo que decir aquí que trabajar con este equipo ha sido una tremenda bendición de Dios, cada día es una motivación nueva el trabajar con ellos. Creo que sin ellos aún Volando no estuviera “Volando”.

¿Cómo se protegen los datos personales de los usuarios?

Es muy buena esta pregunta, nosotros queremos garantizar a nuestros usuarios que sus datos están seguros. Para ello tratamos de mantener nuestra tecnología lo más actualizada y segura posible para que ningún intruso pueda meter sus manos en nuestras bases de datos.

No compartimos ni compartiremos los datos de los usuarios con plataformas de terceros a menos que sea necesario y que el usuario nos de permiso expresamente. Mantenemos nuestra política de privacidad actualizada en este contexto.

¿Considera que existen trabas legislativas y tributarias para el desarrollo de este tipo de emprendimiento en Cuba? ¿Cómo sortearlos?

Ahora mismo existen trabas, estamos enfocados en la nueva legislación del trabajo por cuenta propia que debe de salir este mes. Haremos todo lo posible por legalizarnos, sería lo mejor para todos, sin embargo, de no ser posible. Nos tocará adaptarnos, ¿cómo?, no lo sabemos, pero lo haremos.

¿Es difícil emprender en Cuba?

Yo creo que es emocionante, y es una escuela única. Hasta hace solo unas pocas semanas, programaba sin Internet en la terminal de trabajo, para actualizar algo en producción, tenía que comprimir los archivos, copiarlos al móvil, salir para el patio de la casa, subirlos uno por uno, descomprimir, borrar y probar, si fallaba en un punto y coma tenía que hacer el proceso de nuevo.

Para programar una nueva funcionalidad muchas veces tenía que hacerlo desde cero, habiendo soluciones mucho más potentes y estables que las hubiera podido instalar y utilizar con tan solo dos click ahorrándome mucho tiempo y evitándome trabajo…  ¡Ahora creo que ya nada me asusta!

También creo que no era el único, hay muchos programadores y emprendedores que pasan igual o más trabajo. No nos podemos quejar, la paciencia y perseverancia que se desarrolla en este proceso no la enseñan en las escuelas de negocios.

¿Cuáles son las metas de volando en este 2021?

En este año queremos llegar a 10 000 usuarios, y al menos un anuncio por cada uno de ellos.

Sin embargo, los números no serán nuestra meta, queremos antes enfocarnos en nichos específicos, que todo trabaje al 100% y que los usuarios que utilicen nuestros servicios se sientan enamorados de ellos, cuando estemos seguros que eso está pasando entonces llegará el momento para los inversores y un escalamiento más agresivo.

Encontrar la forma de legalizarnos también es una de las prioridades para este año, sabemos que de eso puede depender mucho.