AEDAF ve una “inconveniente” subida de la presión fiscal en la Ley anti-fraude

presión fiscal impuestos AEDAF

Ahora no es el momento. Ese es básicamente el mensaje que la Asociación Española de Asesores Fiscales (AEDAF) ha enviado al Gobierno. El Proyecto de Ley de medidas de prevención y lucha contra el fraude fiscal (en el BOE del pasado 23 de octubre) tiene trampa. Según los asesores “enmascara” una serie de modificaciones fiscales “de importante calado”, así como una subida general de impuestos. Es decir, un aumento de la presión fiscal que “perjudicaría al contribuyente” en un momento de grandes dificultades.

Los expertos de AEDAF instan al Ejecutivo a colaborar para diseñar un sistema fiscal “más justo, equilibrado y coherente”. El Gobierno, por su parte, defiende que las normas propuestas contra ciertas prácticas de elusión fiscal tienen dos funciones. Por un lado, incorporar el derecho de la Unión Europea al ordenamiento interno. Por otro, asentar unos parámetros de justicia tributaria y facilitar la prevención y lucha contra el fraude.

No lo ven así desde la asociación, que ha planteado ya a la Moncloa una serie de enmiendas y propuestas para elaborar un sistema impositivo que contribuya a la recuperación de la economía española. Eso sí, “respetando en todo momento los derechos de los contribuyentes y de una manera sostenible”, ha comentado Stella Raventós.

La presidenta de AEDAF ha explicado que las modificaciones presentadas en el Proyecto de Ley buscan subir la presión fiscal “en un momento no conveniente”. “Nadie está a favor del fraude”, ha añadido Eduardo Gracia (vicesecretario de AEDAF), “pero el Ejecutivo plantea medidas que, bajo la etiqueta ‘lucha contra el fraude’, en el fondo tratan de mejorar la recaudación del Estado a costa, una vez más, del contribuyente”, ha lamentado.

Medidas técnicas y “posibilistas”

Para mejorar el sistema tributario y no apretar al contribuyente, que está en una “situación crítica”, los asesores fiscales han trasladado a todos los grupos parlamentarios algunas enmiendas a ese Proyecto de Ley. La esperanza es, según Raventós, que “algún partido político se haga eco” de ellas y las introduzcan” en el texto definitivo.

Javier G. Taboada, vocal responsable de Estudios e Investigación de AEDAF, ha subrayado el carácter “técnico y posibilista” de las medidas que plantean. El vocal responsable de Estudios e Investigación de AEDAF ha criticado también el escaso tiempo que han tenido para hacer enmiendas y lograr una legislación “duradera”.

Además, ha denunciado que el Gobierno pretenda “reducir la litigiosidad quitando a los tribunales cualquier capacidad de control de las discrepancias que haya”. Y es que esto supone “un cambio cualitativo en la situación jurídica de los contribuyentes en su interacción con la Administración”, ha desgranado.

Los asesores fiscales han reiterado una vez más su voluntad de colaborar y participar en una “necesaria” reforma del sistema tributario. Y han recalcado su compromiso con la sociedad y la defensa de los contribuyentes en particular. “Sin seguridad jurídica España no será atractiva para invertir”, ha apuntado Taboada, que va la legislación “motorizada”, y en la que apenas se recogen las propuestas de la sociedad civil. “Ya habrá tiempo de subir los impuestos, cuando haya una situación más favorable, ha zanjado Raventós.