Carme Artigas: “Las pymes son clave para modernizar el país”

Carme Artigas digitalización pymes
La secretaria de Estado de Digitalización e Inteligencia Artificial, Carme Artigas, este martes en Madrid.

“Tenemos el diagnóstico claro, una hoja de ruta clara, y los recursos”. Así define Carme Artigas el capítulo que atraviesa la digitalización en España. La secretaria de Estado de Digitalización e Inteligencia Artificial ha expuesto este martes en el Club Diálogos para la Democracia los hitos de ese camino a seguir sorteando retos y cerrando brechas, que se han precipitado con la pandemia. La transformación digital de las empresas, sobre todo las pymes, es uno de esos pilares.

“Las pymes son clave para la modernización del país”, ha resaltado Artigas. El gran reto es cómo llegar a esas tres millones de organizaciones (casi 90% pymes) y los autónomos. A través del programa Acelera Pyme pretenden alcanzar un millón de estas organizaciones, así como formar a dos millones y medio de profesionales en las consabidas competencias digitales; algo que se ha convertido en una “obsesión” de la secretaria de Estado.

Por otro lado, la estrategia España Nación Emprendedora busca apoyar el emprendimiento digital y las startups. La Oficina Nacional de Emprendimiento, el impulso de la ya conocida Ley de Startups son ejemplos de esa estrategia. Y, sobre todo, la modernización los mecanismos de financiación, con un fondo público-privado para las startups y las scaleups. Porque el problema que tenemos es de “dimensión”, ha dicho.

El 80% de las pymes son de menos de 10 trabajadores, y flaquean a la hora de encontrar esa financiación para crecer en las segunda y terceras rondas. “No encuentran ni aquí ni en Europa”, ha comentado, “y se terminan vendiendo a fondos de inversión o grandes empresas americanas o chinas”. Mientras, ahí están las carencias que el coronavirus ha expuesto: sólo 9% del volumen de negocio de las pymes viene de la venta electrónica.

Además, sólo el 11% de las empresas accede a grandes análisis de datos y apenas el 16% utiliza la nube, ha enumerado Artigas. En tiempos del comercio online, es especialmente preocupante que ni el 20% de las pymes sea “capaz de vender online”, ha valorado.

Proyectos “locomotora”

Para cambiar todo ello, además de trabajar en competencias, ciberseguridad y digitalización de la administración, el plan de transformación tiene otro “sello diferencial”: proyectos tractores. “Nos hemos atrevido a hacer propuestas transversales que se pueden combinar con otras sectoriales”, ha planteado Artigas. La idea es engranar cinco grandes ecosistemas (“ya no hablamos de verticales”) con apuestas sectoriales:

Agrotec o tecnología aplicada a la cadena agroalimentaria, salud digital, movilidad sostenible y turismo inteligente, por una parte. Y el impulso del comercio electrónico y la posibilidad de lanzar otros proyectos tractores en el futuro, por otro. “Si tenemos éxito actuarán como locomotora para el resto de sectores de menor tamaño”, ha señalado.

La planificación parte del ya consabido proyecto España Digital 2020-2025 y los Presupuestos Generales del Estado 2021, en proceso de cocción. Dedicarán 3.750 millones de inversión pública a la puesta en marcha de esa estrategia digital. Y “eso sólo en 2021”, según la secretaria de Estado. Además, casi el 33% de los 72.000 millones de los fondos europeos de recuperación y resiliencia “van a ir a la transformación digital”, ha dicho, frente al 20% de promedio de los estados miembros de la Unión Europea.

Derechos digitales

Por último, Artigas ha incidido en el foco de todas estas transformaciones “de fondo, que buscan cambiar la distribución del PIB del país”. Y que no es otro que “poner a las personas en el centro”. Se ha congratulado de la presentación de este mismo martes de la Carta de Derechos Digitales para la Ciudadanía puesto ya a consulta pública.

“Somos pioneros en esta carta a nivel europeo y esperamos llegar a un acuerdo con la sociedad civil sobre qué derechos queremos proteger y preservar; los derechos analógicos, y los nuevo derechos que tenemos que otorgarnos antes los nuevos riesgos y oportunidades vinculados al a IA o las neuro-tecnologías”.