Entrevista. Docsity, el portal de apuntes por y para estudiantes universitarios

Riccardo Ocleppo es el fundador y CEO de una plataforma dedicada a profesionalizar lo que antes era una actividad casi clandestina: estudiantes subiendo apuntes y exámenes para otros estudiantes. Algo que ha ocurrido siempre, pero que ahora se puede hacer sin importar en qué país o universidad te encuentres. El anterior experimento que marcó tendencia, Patatabrava.com, también forma parte de sus dominios. Se llama Docsity [Documents for University].

¿Cómo surge Docsity? ¿Qué le lleva a querer fundar una plataforma en la que los estudiantes se ayudan los unos a los otros con sus apuntes? ¿Un sueño de infancia o inspiración de algún profesor?

Todo nace de una necesidad. Estudié un año en el extranjero y tuve dificultades para encontrar material de estudio online. Además, no encontraba dónde poder comunicarme y relacionarme con estudiantes de otros países. Entonces me pregunté: ¿Por qué no existe una comunidad de estudiantes global en la que todo esto sea posible? Y así nació Docsity.

¿Cómo funciona? ¿La gestionan profesores o algún tipo de personal especializado? ¿Revisan ellos el contenido que suben los alumnos o hay algún tipo de garantía del mismo?

Docsity fue creada por universitarios para universitarios. Con el tiempo ha ido creciendo y convirtiéndose en una empresa con personal cualificado y especializado. Además contamos con la colaboración de tutores y profesores. Los contenidos que son subidos en Docsity son filtrados para asegurar que el contenido respete un mínimo de calidad.

¿Hay algún filtro para acceder, ya sea edad, tipo de formación…?

En Docsity no hay ningún filtro de acceso ya que nos aseguramos que el contenido que se ofrece en la plataforma sea apto para todos. Además, nuestra intención es poder dar acceso a la información para cualquier persona desde cualquier lugar y en cualquier momento.

¿Cooperan con entidades educativas, ya sea centros escolares primarios, secundarios, universitarios o de formación profesional?

Actualmente, Docsity colabora con unas 70 instituciones, entre universidades, escuelas de negocios y de diseño, tanto en España como en el resto de Europa, y estamos ampliando fronteras hacia otros continentes.

¿Desde cuántos y qué países tienen acceso los estudiantes? ¿Tenéis algún plan para expandiros este año? ¿Cuáles son sus planes en este sentido en España?

Docsity está disponible en 8 idiomas: español, italiano, inglés, portugués, ruso, serbio, polaco y francés. Se puede acceder al sitio desde cualquier país en el que haya una conexión a Internet.

En España ya hemos hecho un primer y gran paso con la inserción de Patatabrava.com dentro de Docsity. Gracias a esto hemos pasado a ser una de las comunidades online de estudiantes españoles más importantes y nuestro objetivo es convertirnos en un punto de referencia para el estudiante universitario español. El siguiente paso será Latinoamérica.

En la plataforma he visto que anuncian libros. ¿Es una de sus líneas de producto? En caso afirmativo, ¿cómo la gestionan? ¿Tienen previsto ampliar su negocio y anunciar lanzamientos de nuevos productos próximamente?

En realidad se trata de ebooks, son unas guías que hemos realizado en Docsity, con la colaboración de profesores y profesionales del sector, para ayudar a los estudiantes a mejorar su método de estudio y sus resultados en los exámenes. Docsity no es un simple contenedor de apuntes al que recurrir en el último minuto, nuestro objetivo es ofrecer al estudiante todo el apoyo y la ayuda que necesita para sacar adelante sus estudios, no sólo a nivel académico, sino también económico (próximamente). Por eso, trabajamos día a día para mejorar nuestros servicios y crear otros nuevos que cubran todas esas necesidades.

Los estudiantes tienen que registrarse en la plataforma, lo que implica proporcionarles sus datos. ¿Cómo ha afectado a Docsity el Reglamento de Protección de Datos? ¿Cómo gestionan esa información personal de sus usuarios? ¿Han recibido negativas de los mismos a proporcionales sus datos, en el momento de la confirmación?

En realidad, ya solíamos ser bastante respetuosos con el tratamiento de los datos de nuestros usuarios, siempre nos hemos avalado de expertos legales para evitar cualquier inconveniente, pero aun así, hemos tenido que realizar algunos cambios y adaptarnos a las nuevas normativas, como la gran mayoría de empresas europeas. Durante el proceso de registro, el usuario puede leer y elegir el modo en el que vienen tratados sus datos, con lo cual es libre de dar su consentimiento o no.

Internet es aliado y enemigo. ¿Es más distracción que ayuda el uso de las nuevas tecnologías para el estudio? ¿Se tiene en cuenta la posible adicción del alumno al ciberespacio? ¿Cómo actúan desde la plataforma, y cómo se puede ayudar, para hacer frente a los riesgos del universo online? ¿Educan en este tema?

Me alegra que saques a relucir este tema, porque en noviembre lanzamos un nuevo ebook que se titula: Estudio e Internet, ¿amigos o enemigos?. En dicho ebook tratamos este tema y damos consejos a los estudiantes sobre cómo sacarle el máximo partido al uso de la red durante el estudio. Existen otras distracciones como la televisión o los videojuegos, los cuales son siempre eso, una distracción, sin embargo, Internet es un recurso muy potente que, usado en el modo correcto, puede ofrecer una gran ayuda para el estudio y optimizar el tiempo que se dedica a este.

¿Debe sustituir lo online al papel?

No sé si “Debe” sea la palabra adecuada. Considero que el papel y lo online no son sustitutos el uno del otro, son compatibles, pueden existir el uno sin el otro, solo que, quizás, lo online ofrezca algunas características que se adaptan mejor a los tiempos en los que estamos viviendo y habrá que esperar a que sea el tiempo quien decida cómo evolucionará el sector educativo y hacia dónde nos llevarán los avances tecnológicos.
Yo, personalmente, sigo optando por el papel para la lectura.