Nace llollo, una app con la que ya no tendrás que preocuparte por aparcar

Nace llollo, una app para evitar a los conductores aparcar

Para un emprendedor, el tiempo es oro, y aparcar en una gran ciudad se convierte en una odisea que ocupa mucho tiempo. Por eso un grupo de emprendedores han lanzado llollo, una app que aspira a revolucionar la experiencia de aparcar y que facilita al conductor un VALET o agente cualificado que se encargará de recoger su coche, estacionarlo en un parking vigilado y se lo devolverá cuando lo necesite, y todo a través de un solo click desde el smartphone.

La app también ofrece unos precios competitivos para aparcar por horas, por medio de tarifas planas diarias y de suscripciones mensuales y soluciones especiales para empresas.

Esta aplicación, que está disponible de forma gratuita para los sistemas operativos Android e iOS, acaba de empezar a funcionar en el barrio madrileño de Salamanca y en la estación Atocha, aunque se prevé ampliar el servicio para estancias de larga estancia en el Aeropuerto de Adolfo Suárez Madrid-Barajas.

El director de operaciones de llollo, Alejandro Vigaray, explica en un comunicado que “intentar aparcar en Madrid suele resultar frustrante y caro” por lo que su objetivo es “transformar, a través de la tecnología, la forma en la que la gente hace las cosas”.

Esta app está desarrollada por una startup con sede en Madrid liderada por unos jóvenes emprendedores que cuentan con el respaldo financiero de business angels e inversores estadounidenses, mexicanos y españoles.

El funcionamiento de esta aplicación es sencillo. El usuario sólo debe seleccionar en la app, antes de dirigirse a su destino, dónde quiere que le recojan el vehículo dentro de la zona en que se presta el servicio. La app asignará al usuario un VALET o agente personal que, vestido con el color corporativo de llollo, le estará esperando a su llegada. Su nombre y fotografía aparecerán en la pantalla del smartphone para que en todo momento se conozca quién recogerá el coche. Además, el usuario recibirá un código de seguridad que deberá coincidir con el que le mostrará el VALET, garantizando así la fiabilidad y seguridad del sistema.

Después de recoger el coche, el agente lo aparcará en uno de los parking privados y vigilados de alta seguridad de los que dispone llollo, y cuando haya terminado, sólo debe indicar mediante la app, con 15 minutos de antelación, en qué punto quiere que se lo devuelvan dentro de la zona delimitada.

El coste del servicio se cargará directamente en la tarjeta que haya introducido el usuario a través de la app, evitando así la necesidad de llevar efectivo o acudir a puntos de pago. Llollo cuenta con un seguro a todo riesgo desde la recogida del coche hasta su devolución para hacer frente a cualquier posible incidencia y dispone de un teléfono de atención al cliente permanente durante las horas en las que está vigente el servicio.

Las tarifas que se barajan en el barrio de Salamanca de Madrid se encuentran en 5,50 euros por hora y un máximo de 15 euros al día, mientras que en la zona de Atocha la tarifa sube a unos 17,50 euros al día.