Una idea puede llevarnos a un negocio de éxito

Una idea puede llevarnos a un negocio de éxito

Nunca se sabe cuándo, de una idea, puede surgir un negocio. De hecho, en muchas ocasiones así ocurre, especialmente hoy en día.

Cada vez surgen más negocios que, inicialmente, eran simples ocurrencias, pero que, al darle vueltas, ahora son viables. Una de las claves para conseguir el éxito es detectar previamente si esa idea puede tener un hueco en el mercado y ser demandada. En este sentido, el director general del CEF.- Centro de Estudios Financieros, Arturo de las Heras, asegura que “de una carencia detectada pueden surgir excelentes oportunidades de negocio”. De hecho, aconseja partir de la observación, lo que uno hace diariamente y puede necesitar pero no encentra. “Si como cliente tienes una necesidad que no logras cubrir con las opciones que el mercado pone ante ti, ahí podría estar el germen de una buena idea empresarial”.

Por supuesto, es primordial analizar a la competencia para ver si puedes ocupar un hueco que te permita rentabilizar la idea una vez puesta en marcha. “Tendrías que asegurarte de que nadie, o muy pocos, cubren esa carencia, que la necesidad no es sólo tuya sino compartida por más personas”, incide Arturo de las Heras. Además, el director general del CEF.- recuerda que “lo difícil es dar con una idea y que sea capaz de ofrecer algo diferente al usuario, que le aporte valor. Los problemas suelen venir cuando se insiste en fórmulas que se han comprobado inútiles”.

También es muy importante estar abiertos a la variación y a moldear nuestro proyecto, porque, en muchas ocasiones, es necesario hacer modificaciones para hacer de la idea un negocio, como hizo Isabel Cañelles, socia fundadora de Red Libre de Escritores (Relee). Cañelles recuerda que “la idea inicial fue variando bastante a lo largo de los meses” hasta ver hecho realidad su empresa: un punto de encuentro entre autores y lectores, que intenta sortear las dificultades para iniciarse en el mundo editorial.