Aprende cómo financiar tu negocio sin endeudarte

Si estás pensando en convertirte en dueño de un negocio exitoso, es importante que consideres la búsqueda de financiación, ya que sin dinero es imposible comenzar. Naturalmente, la forma más moderna y útil de conseguirlo es a través de un préstamo comercial, especialmente uno que esté diseñado para los que son nuevos en el mundo de los negocios.

Pero puede que haya un problema, y es algo que le sucede a muchos empresarios: el miedo a endeudarse.

Pero un préstamo, si se elige bien, se convierte en una deuda positiva, no una negativa.

No tengas ningún tipo de preocupación al buscar apoyo financiero. Todas las empresas, sin importar su tamaño, gestionan los préstamos que necesitan para comenzar o para desarrollar su negocio.

Puedes usar un plan de negocios, una calculadora de préstamos y planeación con miras al crecimiento empresarial para no endeudarte y crecer.

Pero si aún te sientes inseguro, te compartimos una lista de cosas que debes considerar antes de aceptar un préstamo. De esta manera, te asegurarás de que tu negocio vaya directo al éxito.

Cómo elegir el préstamo apropiado

Seguramente, las siguientes consideraciones van a ser muy útiles para elegir el préstamo de negocios más apropiado para tu emprendimiento:

  • Necesitas tener muy en claro cuál es el monto de dinero que necesitas y en qué se lo vas a invertir (armado del negocio, marketing, remodelaciones, crecimiento, capital de trabajo). Nunca pidas un préstamo solo por pedirlo. Hazlo porque estás seguro de que te ayudará a crecer.
  • Una de las herramientas más eficaces para saber qué tipo de préstamo solicitar es la calculadora de préstamos.

Te permitirá conocer cuál es el costo total de préstamo y de cada cuota antes de firmar cualquier contrato. Puedes comenzar a hacerlo con la calculadora de préstamos. Se encuentra fácilmente en el mismo sitio web de los bancos u otras entidades que otorgan préstamos. Solo es necesario completar los campos que aparecen en la calculadora y recibirás números que te ayudarán a tomar tu decisión.

Esta calculadora te ayuda a estimar el monto final de la cuota que pagarás cada mes. Esto te permitirá endeudarte de manera inteligente y que tus pagos no sean más de lo que puedes pagar.

  • Mientras menos entiendas sobre el mundo de los préstamos, más posibilidades hay de que algo salga mal. Así que una vez que elijas el préstamo y la entidad emisora, es esencial que te pongas en contacto personalmente para revisar todos los detalles que obtuviste. Esto es parte de una planeación inteligente, asegúrate de entender todo lo que el prestamista pide, ofrece y necesita.
  • Un plan de negocios, es otra de las bases para un buen desarrollo.

Los miedos e inseguridades ante la opción de obtener un préstamo se evaporan si diseñas un buen plan de negocio, ya que con la planificación se pueden evitar los sobresaltos y problemas inesperados que harían tambalear tu proyecto y ponerte en una posición negativa ante el pago de tu préstamo.

Con un plan de negocio, podrás identificar las fortalezas y debilidades de tu proyecto y ajustarlas. Asimismo, tendrás la posibilidad de incorporar ítems como las estrategias de marketing y ventas, y analizarás el mercado potencial, entre otras cosas.

En qué invertir tu préstamo

Las siguientes son algunas de las opciones en las que los emprendedores invierten el dinero de un préstamo. Naturalmente, hay muchas más, todo dependerá de tu negocio y de tus necesidades.

Sin duda, la marca protege un servicio o un producto, además de poder utilizar el símbolo RM, como marca registrada, en caso de aplicar. Por ello muchos empresarios deciden usar un préstamo para pagar el registro de marca.

Aunque muchos más dueños de negocios prefieren usar este dinero para comprar bienes de capital. Esto son todas las maquinarias, mobiliario y equipos que las empresas necesitan para poder trabajar. Pero claro, tal vez tú ya tienes toda tu maquinaria porque no estás empezando un negocio, sino que ya llevas un buen rato en el negocio.

Si es así, podrías invertir en mejoras o refacciones. Si tu empresa ya está operando, es importante mantenerla en buen estado para que siga operando. Puedes mejorar tus procesos usando tu inversión en mejorar tus equipos.

Finalmente, no todo se trata de máquinas y aparatos. Los negocios también necesitan capital de trabajo. Puedes invertir en mano de obra, servicios profesionales, materia prima.

Pero recuerda, para que estas inversiones sean efectivas, y no caigas en deuda, lo más importante es utilizar las herramientas que tienes disponibles para entender mejor tu préstamo.

Analiza un préstamo antes de tomarlo

Buscar y encontrar financiamiento para comenzar tu negocio o para hacerlo crecer es una idea muy productiva. Usar todas las herramientas disponibles, especialmente una calculadora de préstamos, es un punto crucial para obtener el préstamo y tener éxito en tus proyectos.

¿Qué esperas para comenzar a calcular? Hoy puede ser el día que obtengas el préstamo que lleve a tu negocio a cumbres más altas.